martes, 7 de diciembre de 2010

Leviatán

Una novela directa y con lenguaje sencillo que por ello no deja de mostrarnos cierta complejidad en su argumento. Si has leído previamente “El cuaderno rojo” del mismo autor, te darás cuenta que en esta obra hay muchas experiencias personales del autor mezcladas en sus personajes. Paul Auster toma como eje central en todas sus novelas (incluyendo esta sin excepción) “Las casualidades que se tornan en destino”.
Es la primera novela que leí de Paul Auster y debo admitir que me impresionó. Leviatán cuenta una historia que cualquiera podría ser protagonista.
Las primeras páginas son impactantes, un muerto en una carretera de Wisconsin en el año de 1990, un hombre anónimo el cual le estalla una bomba en la mano y lo destroza por completo. Pero a este hombre alguien lo conoce, al ver la trágica noticia en los periódicos Peter Aaron sabe quién es ese hombre muerto, sabe que dentro de poco será interrogado, que el FBI en cuestión de tiempo lo localizará. Bajo esas circunstancias Peter Aaron decide escribir la historia de Benjamin Sachs antes de que los medios oficiales expongan falsedades, mitos y medias verdades de su amigo. Benjamin Sachs al igual que Peter Aaron era escritor, con una novela a sus espaldas Sachs se convirtió en un escritor de culto, un activista de conciencia encarcelado por su oposición a la guerra Vietnam. Sachs desaparece desde 1986 hasta reaparecer como un cadáver de alguien que podría considerarse un posible asesino.
Interrogantes del cómo y por qué Benjamin Sachs un hombre brillante y polémico en su actuar termina de esta forma tan discordante su vida, será el rompecabezas que Peter Aaron armará para así entender a su amigo, y darle al lector las respuestas a las muchas interrogantes que se desarrollan durante el desarrollo de esta singular novela.
Con seguridad aquel lector que se atreva con este libro, se quedara pensando sobre el gran efecto que puede producir un hecho casual sobre el destino de cualquier persona.
Paul Auster uno de mis autores de cabecera, sacude nuestras mentes y nos dispara sin temor las teorías sobre el daño que el hombre se puede hacer a sí mismo cuando no puede dominar los hechos a su alrededor.

1 comentario:

  1. Estimado, qué bueno que te animaste a abrir tu blog. Va un saludo y estoy pendiente precisamente de este libro.

    ResponderEliminar