lunes, 17 de abril de 2017

Maniobras elementales





Ganador del Premio Transgenérico 2015, Maniobras elementales es un libro que reúne una serie de reflexiones sobre la música, las artes plásticas y la literatura.




El libro se divide en cuatro partes: 
Música afilada. 
La casa y la ciudad. 
Intermedio. 
Maniobras elementales.

En su primera parte la música jazz y el silencio son los protagonistas. Aquí se perfilan algunos de sus más importantes e interesantes intérpretes: el melancólico y sensible Bill Evans, el místico John Coltrane y el inclasificable Peter Evans. Luego, el silencio se torna en un instrumento musical que el autor decide explorar con “Vanos perfectos”, a partir de una curiosa anécdota sobre un hombre que editaba los largos discurso de Hitler, quitando los prolongados silencios que acompañaban su maníaco performance y almacenándolos construyendo su propia colección; con esta historia aborda una característica especial que implementa el sello discográfico alemán ECM: todos sus discos comienzan con cinco segundos de silencio. Ante el sonido podemos decir o hacer lo que queramos pero ¿cómo reaccionar ante el silencio? Cinco segundos que obligan al oyente a meditar las razones de su presencia, lo increpa y desconcierta. El autor define el silencio como un elemento necesario para la creación que es atrofiado por los ruidos que emergen de lo cotidiano.

En su segunda parte la arquitectura y la naturaleza son los objetos de interés, la relación del hombre con su entorno: la ciudad, las escaleras y los árboles. En “Guía breve para reconocer ciudades enfermas” la ciudad se presenta como el invento más ambicioso de los seres humanos, producto de la búsqueda por satisfacer las necesidades elementales (alimentación, reproducción, vivienda y supervivencia), un complejo lugar que carece de perfección, donde sus habitantes deben ser capaces de renovar sus compromisos y reinventar su relación con el espacio. En “Los árboles” Echeto desarrolla un hermoso ensayo que se transforma en un poema dedicado a los verdaderos dueños de la Tierra.  

El humor, esa verdad que nos hace invulnerables, es el epicentro de la tercera parte. Intermedio es un descanso para disfrutar de las otras caras del autor: el ensayo, el cuento y los guiones se toman de la mano. “Los tres chiflados” es un elogioso ensayo sobre las virtudes y características que definieron a Shemp y Curly. Un hombre que confronta a la infelicidad fumando unos cigarrillos invisibles es el protagonista del cuento “La felicidad siempre es subversiva”. También Echeto comparte dos guiones de radioteatro que produjo, uno de ellos es “Pornobot y Technoginger” (diseñado por el locutor y escritor Joaquín Ortega) año 2002 del exitoso programa de culto El show de la gente bella.

Maniobras elementales,  última parte (que da título al libro) donde las artes plásticas se imponen. En “Consejos para dibujar el cuerpo de un coloso” Roberto Echeto nos invita a la reflexión sobre el dibujo y la imagen en movimiento a través del retrato de un elefante que va desarrollando durante sus visitas al Zoológico de Caricuao. “Obras extrañas” (uno de los escritos más interesantes en el libro, lleno de anécdotas y curiosidades) nos da un recorrido por la vida de grandes artistas como Marcel Duchamp (que el lector podrá evidenciar como gran influencia del autor que también es artista plástico) y sus readymades, pasando por el surrealismo de Frida Khalo y Salvador Dalí, hasta el religioso y mágico Joseph Beuys.


En su conjunto Maniobras elementales es la sabiduría de un hombre inconforme con su entorno, que encuentra en las distintas expresiones artísticas un pedestal donde sentirse seguro. 

martes, 28 de febrero de 2017

Espejo retrovisor

Juan Villoro es uno de los escritores más reconocidos de nuestros días: dramaturgo, novelista, ensayista y cuentista, pero sobre todo un cronista que ocupa un trono en el reino de las letras.

Espejo retrovisor es un volumen de cuentos y crónicas que abarcan 30 años de escritura, son la memoria del autor detrás del muro (libro) que se presenta al lector.

El libro incluye tres textos exclusivos  para la presente edición: «Confianza», «Forward Kioto» y «Arenas de Japón». Los dos primeros son cuentos y el tercero es una crónica sobre su viaje al imperio de los signos; los otros fueron publicados en sus libros Los culpables. (Almadía. 2007), La casa pierde. (Alfaguara. 1999), Albercas. (Joaquín Mortiz. 1985), Los once de la tribu. (Aguilar. 1995), Safari accidental. (Joaquín Mortiz. 2005), 8.8: el miedo en el espejo. (Almadía. 2010), De eso se trata. (Anagrama. 2008).

En «Confianza» un hombre dedicado a la estadística viaja hacia Aguascalientes por asuntos de trabajo, junto a su asiento se encuentra una dama de lindos pies que llama su atención. Ella conversa con un conocido con el que se ha topado por casualidad en el mismo vuelo, mientras nuestro personaje escucha una confesión sobre el fracaso amoroso del cual se alejan los pies hermosos. Al llegar a su destino nuestro héroe decide abordarla y le sugiere compartir un taxi juntos. Cuidado, ella viene huyendo, no es un simple abandono. El estadista suele recitar de memoria una lista de raza de perros para tranquilizarse en sus estados de ansiedad. Ambos no son lo que aparentan ser.

«Forward Kioto» es un homenaje a la fotografía y a la amistad. La historia está dedicada a la reconocida fotógrafa mexicana Graciela Itubirde, que también se convierte en un elemento importante en el desarrollo de la historia. Un mexicano asentado en Japón comienza a recibir emails que muestran fotografías difíciles de comprender, son un reenvío desde la cuenta de un antiguo amigo y colega de apellidos Rodríguez Chico, los emails se hacen cada vez más constantes, “forwards” que detonan la memoria del destinatario trayendo los recuerdos de su trabajo junto a Rodríguez Chico en la revista Ojo por Hoja, un magazine dedicado al arte de obtener imágenes duraderas; se avivan sus desconciertos y dilemas al ser testigo de una época marcada por la transición de la fotografía analógica a la fotografía digital, donde también conocerá a su actual pareja Naomi, una chica de ascendencia española-japonesa. Con el personaje de Naomi Juan Villoro hace referencias a la literatura de Tanizaki (Naomi es el nombre de una de las obras más emblemáticas del escritor nipón), al igual que en la novela del laureado escritor japonés Naomi representa en el relato el punto de quiebre entre las culturas de Oriente y Occidente. La dama es un catalizador de las frustraciones que sufre el protagonista al verse desplazado hacía el pasado, no superando la desaparición del cuarto oscuro donde alguna vez brillaron las imágenes reveladas.

La crónica «Arenas de Japón» es el tercer texto exclusivo incluido en el libro, en mi opinión es el germen que dio origen al cuento «Forward Kioto». Villoro narra su fascinante viaje por el país donde cuestionar se hace imposible: ¿cómo hacerlo en un entorno que no deja de ser armónico? La convivencia entre la modernidad y lo tradicional, un equilibrio que se muestra imperturbable a pesar de que Japón se presenta como un país de dualidades: voy a buscar un sitio tradicional en internet. Adolescentes que se encierran en una habitación por tiempo indefinido con sus computadoras, ciber-reclusos denominados hikikomori, outsiders que representan una nueva variante de la melancolía del samurai. En Japón la naturaleza es un símbolo de poder que domina la vida, los desastres naturales incluso han beneficiado su historia, se sabe de invasores que fueron repelidos en dos ocasiones por tifones, por ellos la palabra kamikaze que quiere decir “viento sagrado”. El poder simbólico de la naturaleza se pone en evidencia en los haikus: la poesía que sigue el principio botánico de la floración.

Para los amantes del manga y el animé Villoro narra su encuentro con Shinichijiro Watanabe, director de la serie Cowboy Bebop en los estudios Sunrise (compañía que produce a Gundam). En una curiosa conversación Watanabe asegura que la obsesiva redondez de los ojos de sus personajes no es un signo de occidentalización, sino de falsificación, la garantía de que se trata de seres imaginarios.
Japón se muestra como el país de las mascotas, incluso la policía es representada por un muñeco llamado Pipo, nombrado así por el sonsonete de las patrullas: ¿Qué tan violento puede ser un país donde la agresión suele ser un privilegio autodestructivo y las fuerzas del orden asumen comportamientos infantiles?. 

Juan Villoro concluye que en Japón todo puede estar bien sin que entiendas nada, vivir rodeado de ideogramas en un entorno altamente operativo donde la única pieza desajustada eres tú.

Espejo retrovisor es un esclarecedor mapa para aquellos que desean adentrarse en las letras de uno de los autores más influyentes de nuestros días.

                                                 “Un libro sólo adquiere auténtica existencia al ser leído, del mismo modo en que un espejo –que juzgamos insomne—sólo despierta cuando alguien se asoma a él.”


miércoles, 8 de febrero de 2017

Los señores

Una edición especial publicada por la editorial venezolana Madera Fina donde se incluyen cinco libros que conforman uno de los proyectos más ambiciosos de la literatura: “El barrio” de Gonçalo M. Tavares, serie que concilia la vida de Los señores (homónimos de grandes escritores de la modernidad) que hacen vida en un mismo vecindario.

En la presente edición el propio Tavares realizó la selección de Los señores que hacen vida dentro del libro:

El señor Breton y la entrevista.
El señor Elliot y las conferencias.
El señor Swendenborg y las investigaciones geométricas.
El sr Walser y el bosque.
El sr Kraus y la política.

La narrativa de Tavares se destaca por su pasión por la brevedad, la forma fragmentaria y la concisión expresiva. La frase es un espacio entre dos puntos que determinan una gran responsabilidad, el autor busca, al lograr la idea en el menor número de palabras posibles, que la frase adquiera una potencia que permita la interpretación; un gesto de respeto y reconocimiento al lector como persona inteligente que imagina y construye su propio mundo.

Un hombre se confronta frente al espejo mientras reflexiona sobre la poesía, un desdoblamiento filosófico. ¿La poesía alimenta la vida de los seres que la escriben, la recitan y la memorizan? Para el sr Breton un buen verso no tiene currículum, no necesita de un pasado, no requiere de la historia. El verso se sostiene por sí solo, ocupando su propio lugar sin importar cuál sea el presente.

 Mientras el sr Breton define a la poesía como el momento en que el lenguaje está listo para quebrarse en dos, el sr Elliot realiza una serie de seis conferencias donde analiza y explica versos de los poetas Cecília Meireles, René Char, Sylvia Plath, Marin Sorescu, W. H. Auden y por último de Joseph Brodsky del cual analiza el verso “Un paisaje absolutamente canónico, mejorado por la inundación”, considerando que Brodsky muestra la creación artística como un proceso iniciado por una estructura sólida que luego se perfecciona por lo aleatorio y lo convulsivo, por la fuerza que el propio artista no controla ni prevé.

 El sr Swedenborg  parece ser uno de los atentos asistentes a las conferencias del sr Elliot, pero sus pensamientos están en otro lado de su ser, realizando anotaciones y dibujos que corresponden a reflexiones sobre las fuerzas que rigen la vida: el amor, la filosofía, el lenguaje, la fe.

 Alejado de la urbe el sr Walser construye su hogar en el bosque, un proyecto de paraíso y mundo “inquebrantable” que es interrumpido por visitantes inesperados, creadores que ahora se dedican a destruir pieza por pieza lo que consideran mal concebido, símbolo del caos que se oculta en el orden.

 El sr Kraus tiene una columna fija en un tabloide dedicado al mundo de la política, escribe sobre “El Jefe” y sus “Auxiliares”; para Kraus la única forma objetiva de comentar la política es la sátira. Los economistas representan la razón, el equilibrio y la coherencia; “El Jefe” y sus “Auxiliares” les temen. En la política no prevalece la inteligencia sino el instinto, una fuerza que una inteligencia normal no logra percibir.

Los señores de Gonçalo M. Tavares es un explosivo de carga filosófica.



lunes, 30 de enero de 2017

Una luna

El Fondo de Población de las Naciones Unidas contrata los servicios de Caparrós para que realice un viaje de 28 días, en su itinerario se encuentran ocho ciudades de países distintos, esto con el fin de que escriba historias de jóvenes inmigrantes.

Las ciudades son: Kishinau, Monrovia, Amsterdam, París, Barcelona, Madrid, Lusaka y Johannesburgo.

Para Caparrós Una luna se tornó en todo un desafío, debía escribir bajo un modelo y parámetros precisos: las historias tenían que estar contadas en tercera persona y su extensión no debía exceder las dos mil palabras. En sus crónicas el escritor argentino considera que con dos mil palabras apenas comienza a aclarar su garganta.

Durante el desarrollo de las entrevistas que dan vida a las distintas crónicas, Caparrós se da licencia para ir plasmando varias reflexiones personales sobre la acción de viajar, la división de clases sociales y de desarrollar una particular fórmula para categorizar a los países. Entre sus reflexiones sobre el viaje hace énfasis en la rapidez y sencillez con la que cualquier individuo, hoy en día, puede trasladarse a lugares distantes en un abrir y cerrar de ojos, “el viajero no viaja. Lo viajan”, solo debe sentarse en un cómodo sillón y esperar a que lo lleven a su destino. Define esto como el “hiperviaje”, algo muy similar a la acción de navegar en el internet, en un solo clic estar en otro sitio totalmente distinto. Hoy podrías cenar en Monrovia y al día siguiente almorzar en Amsterdam.

Una luna es el testimonio de la lucha por sobrevivir, una luz sobre la oscuridad que muchos afrontan en la búsqueda de un mejor futuro, es un eco de los gritos de aquellos que huyen del horror al que los han sometido. En Kishinau las mujeres van maquilladas de violencia, víctimas de maltrato doméstico y del tráfico de mujeres. En Monrovia un joven se convierte en un nómada para evitar ser asesinado durante la confrontación entre etnias, conflicto que desencadenó una cruenta guerra civil, tragedia definida por ellos mismos como la tercera guerra mundial. En Amsterdam una chica siente que sus derechos son vulnerados por ser una mujer que practica el islam. Un ex pandillero de Los Angeles retorna a su natal Salvador, condenado por su pasado sabe que está “manchado” por sus tatuajes que lo acreditan como un criminal, lo que alguna una vez fue símbolo de orgullo hoy lo condena ante la tolerancia cero de las autoridades policiales, las bandas enemigas y por aquellos que alguna vez se comportaron como su familia y que ahora se sienten traicionados por su abandono. Estas son algunas de las historias que se plasman en el papel bajo la luna.

Aunque las historias son crueles realidades, Caparrós no deja de mostrar su ácido humor a lo largo del texto, como cuando habla de las fotografías de los turistas:

Los turistas nunca fotografían a «los turistas». Sacan, por supuesto, megagigas de fotos de sí mismos, marido a mujer, padres a hijos, amantes a su amante. Y de los lugares que mostrarán de vuelta en casa –la torre tal, la iglesia cual, aquella estatua--, pero nunca de «los turistas», uno de los fenómenos culturales más extraordinarios de estas décadas y, en general, tan tozudamente fotogénicos. La pureza es que no haya otros turistas, como si los lugares prestigiosos que van a visitar fueran descubrimientos que hacen solos, indianas jones de cotillón de feria.”


Para el escritor argentino Martín Caparrós (considerado el más importante escritor del periodismo narrativo) viajar es un acto de desesperación, no hay nada más brutal, más cruel, que entender que podrías haber sido tantos otros. Y, a veces, el alivio. También viajar es la confesión de la impotencia: ir a buscar lo que falta a otros lugares.

martes, 22 de noviembre de 2016

Constancia de la lluvia

“Constancia de la lluvia” fue el libro ganador del premio Transgenérico 2014. Ricardo Ramírez desarrolla un diario que abarca el período de un año (2013-2014), en él se fusionan la realidad del día a día con la ficción. En un ejercicio experimental el texto es intervenido por los “capítulos” de otro diario, una novela distópica titulada “Diario de Ismael Da Silva”.

El diario como género literario tiene cada vez más auge, desplazando la hegemonía de la novela. Existen ejemplos claros, no debemos olvidar la autoficción de Javier Cercas o Vila-Matas, incluso podemos mencionar un libro adelantado a su tiempo sobre el género: “La tía Julia y el escribidor” de Vargas Llosa. Claro, podemos citar muchos otros si seguimos retrocediendo en el tiempo.

Lo identificativo del diario es la escritura en marcha, narrar el momento sin dejar que se convierta en recuerdo. En “Constancia de la lluvia” desde el inicio acompañamos al autor en la incertidumbre de sus días, al igual que nosotros, él no sabe cómo va a terminar la historia.
En un momento el autor se pregunta: “¿Tiene sentido este diario como registro escritural?”. Ciertamente sí, porque los diarios puros se pueden volver base para las novelas o incluso memorias.

Un año signado por las constantes lluvias marcan los tiempos convulsos de un hombre que lidia con el resurgimiento de una enfermedad; con un país en franco declive político-económico-social, utilizando cómo salvavidas su pasión por las letras y el amor de su familia y esposa.

A medida que pasan los días en forma de página, Ricardo nos cuenta sobre sus lecturas; su transición del mundo de las librerías al universo editorial; sus impresiones sobre el valor del libro en el lector actual (que considera cómodo, un lector que no busca riesgos, ni ambigüedades y tampoco experimentaciones). Revelación que le estalla en la cara cuando se encuentra atascado en su novela “Diario de Ismael Da Silva”, que se va diluyendo hasta desaparecer de las anotaciones, un abandono confeso de un texto fallido. El autor decide que no pertenece al género de la narración ficcional, que su lugar está entre los diarios y la poesía.

Ricardo Ramírez es un escritor que siente la angustia de no haber publicado antes, al igual que Álvaro Mutis (escritor colombiano que define como una de sus influencias más declaradas) ha logrado su primera publicación luego de los 30 años. Para el momento del cierre de “Constancia de la lluvia” no se había publicado aún su poemario “Maneras de irse” que sale a la luz con la Editorial Ígneo a mediados del 2014.

“Constancia de la lluvia” ocupa su espacio en el tiempo, un libro para futuras generaciones que quieran reconocer al ciudadano de un pasado que fue presente.


La vida del diarista continúa… 

“¿Qué soy yo, un antiguo o un moderno?
Un moderno, en el sentido que lo fue Dante.
Un antiguo, en el sentido que lo fue Auden.”

domingo, 30 de octubre de 2016

El cerco de Bogotá

El cerco de Bogotá es el único libro de relatos publicado hasta la fecha del narrador, diplomático y periodista colombiano Santiago Gamboa. Un volumen interesante que nos presenta al consumado novelista desarrollando un género que, aunque no es el suyo, le va muy bien.

En seis relatos Gamboa nos dibuja un extenso mapa de emociones, construyendo personajes memorables que hacen vida en ficciones que rozan la realidad. Al contrario del realismo mágico, bandera de su compatriota Gabriel García Márquez, el autor decide apostar por situaciones mundanas apegadas a las realidades de la globalización, donde las fronteras entre las diferentes culturas se diluyen.

En sus relatos nos encontraremos en aeropuertos, hoteles y ciudades en diferentes partes del mundo, donde hombres y mujeres de letras, escritores y periodistas tratan de comprender a través de sus oficios el día a día que afrontan.

Gamboa no desaprovecha la tinta para incluir sus pasiones y debilidades en cada personaje. En todos ellos se presenta un gusto por las bebidas espirituosas y estimulantes. Los referentes literarios también están a la orden del lector; mientras uno de sus personajes vive un extraño romance va leyendo “Días tranquilos en Clichy” de Henry Miller que, curiosamente, es un libro que relata sus días en París y su relación apasionada y tormentosa con Anaïs Nin. Al igual que Miller, el personaje trata de terminar una novela mientras es mantenido por la mujer que es su amante y benefactora, una dama de clase social superior. Por otro lado el autor colombiano expone su predilección por las narraciones corales, incluyendo muchos personajes, desarrollando la tesis que “a veces las mejores historias pasan entre los personajes secundarios, en pequeñas narraciones paralelas que están cerca de la acción central”, palabras que implanta en uno de los personajes que hace vida en el relato “Muy cerca del mar te escribo” donde hace un homenaje a la narrativa de Graham Greene.

El autor utiliza como recurso el oficio del periodista (el cual conoce muy bien) para hacer de eslabón entre varios de los relatos presentes. “El cerco de Bogotá”, cuento que da nombre al libro, es la historia de una apocalíptica capital colombiana devastada por el conflicto bélico, un grupo de periodistas se convierten en detectives para resolver un extraño enfrentamiento, situación que despierta las sospechas entre militantes del mismo bando. La narración está inspirada en la propia experiencia del autor como corresponsal del diario El Tiempo durante la guerra de Bosnia en 1993. Un dato interesante, aquí aparece nuevamente Emir Estupiñán, personaje de su afamada novela “Perder es cuestión de método” que fue llevada a la gran pantalla por Sergio Cabrera en el 2005. También aparece por primera vez Bryndis Kiljan, la valiente y seductora periodista islandesa que luego aparecería en su novela “Necrópolis”.

“García Márquez nos enseñó que la escritura de una buena crónica debe resolver los mismos problemas narrativos de una buena novela, y que la diferencia primordial está en que el periodismo debe respetar los hechos y la novela no”. Gamboa muestra en “La vida está llena de cosas así” un experimento interesante donde mezcla la crónica periodística con el género del cuento, basándose en un artículo de sucesos recrea la realidad-ficción de una joven que atropella a un hombre y su disparatada travesía por diferentes hospitales para que el malogrado “inocente” salga con bien de la desgracia. Este relato marca el primer paso de Santiago Gamboa en la narración corta, cuento realizado para una antología titulada “McOndo” a cargo de los escritores Sergio Gómez y Alberto Fuguet en 1995.


“El cerco de Bogotá” es un libro interesante tanto por su lenguaje y la fuerza de sus imágenes. Lectura obligada.

domingo, 17 de julio de 2016

Aquello estaba deseando ocurrir

La escritura saca fuerzas donde el miedo predomina;  busca ver más allá de la existencia; trata de dar un espacio a las dudas sin importar sus conclusiones o respuestas.

Leonardo Padura es uno de los grandes escritores de nuestros días, sobreviviente de una de las dictaduras más prolongadas en la tierra. El sello editorial Tusquets se anota un gran punto al publicar una antología de los cuentos de este escritor nacido en La Habana.

Los trece relatos presentes en Aquello estaba deseando ocurrir  fueron escritos a finales de la década de los 80 hasta el 2010. En ellos se reflejan las tragedias y desventuras de personajes que tratan de desarrollar una vida normal dentro del confuso mundo del totalitarismo, donde las libertades  no existen convirtiéndote en un esclavo del pensamiento unilateral, una presa de los ojos que te vigilan y que asumen una peligrosa y enfermiza paternidad.

En La puerta de Alcalá se exponen las inquietudes de la libertad a través de la hermosa imagen de la obra de Velázquez Vista del jardín de la Villa Médicis, que el protagonista del relato observa al adquirir una edición de segunda mano de la colección “Los diamantes del arte” de Ediciones Toray de 1973. El libro está identificado por su anterior dueña, una mujer sin rostro de nombre María Fernanda;  ella se convierte en la guía y obsesión del protagonista que cumple una misión-castigo para la revolución como periodista en Angola de los años 70 durante la intervención cubana en la guerra civil de la nación ubicada al sur de África. Mientras le quedan pocos días para regresar a la isla y animado por la lectura del libro que detalla la vida y obra de Velázquez decide arriesgarse modificando su itinerario, retrasando un día su llegada para poder estar en el Museo del Prado y ver una exposición de la obra del pintor barroco que casualmente es homenajeado para la fecha. Dicha decisión le mostrará el doloroso pasado que insiste en ser presente.

Luego en Nueve noches con Violeta del Río un joven del campo que inicia su carrera universitaria se traslada a La Habana.  Una noche  queda deslumbrado por una mujer encantadora que pisa el escenario de un local impregnado de la nostalgia que emana del bolero. Sus visitas se hacen costumbre hasta que llega la gran zafra azucarera de 1970 donde el gobierno revolucionario dedicó todos los recursos y esfuerzos del país para lograr la producción de 10 millones de toneladas de azúcar para pagar sus deudas, obligando a todo ciudadano a ser partícipe de la demolición extensiva de grandes cantidades de tierras para la siembra de caña. El hecho rompe con el amor, al inicio platónico y luego consumado, cuando el local cierra sus puertas al ser clausurado.

En otro relato titulado La muerte feliz de Alborada Almanza la protagonista se topa con la restitución de las carencias a las puertas del cielo, en los momentos finales de su vida se le concede el paraíso perdido, la despensa llena haciendo de la revolución un mal recuerdo.


Padura ha sido por momentos criticado por su silencio en los medios sobre los temas políticos de la isla. Razón tiene, basta con leer sus libros.                                                        



domingo, 3 de julio de 2016

Por un gobierno representativo.

La crisis política y militar de la monarquía católica desencadenó la desintegración del imperio español, trayendo como consecuencia graves problemas de gobernabilidad.

De la emergencia surgieron numerosos debates y propuestas en América a finales de 1810, acciones que dieron inicio a grandes cambios donde se plantearon los conceptos centrales de la cultura política del sistema estamental, y progresivamente, las modernas nociones de soberanía y representación.

Por un gobierno representativo. Génesis de la República de Colombia, 1809-1821 es un ensayo que estudia las múltiples reacciones formadas por el concepto de la representación política y de las variadas prácticas electorales realizadas desde la crisis de la monarquía, situación iniciada en 1808 hasta la conformación de la República de Colombia, sin olvidar la experiencia republicana que significaron los años de la Gran Colombia.


El historiador Ángel Almarza divide el presente ensayo en siete partes, desarrollando la idea según la cual las reformas liberales y republicanas afectaron todos los espacios de la vida social hispanoamericana.

viernes, 24 de junio de 2016

Error Humano

Palahniuk es uno de los grandes referentes de la narrativa norteamericana del presente. Su estilo e impactantes historias lo han convertido en toda una estrella de la literatura. Luego del éxito de su novela El club de la pelea la cual fue llevada al séptimo arte por David Fincher, no existe lector alguno que no conozca a Chuck Palahniuk.

Error Humano es un compendio de crónicas dedicadas a revelar la locura americana.

Antes de comenzar hace una estupenda introducción sobre la realidad y la ficción, y el oficio del escritor. Asume que su literatura contradice al “sueño americano” ya que sus personajes son personas solitarias en busca de conectar con los demás.  No trata el éxito personal que lleva al aislamiento sino el terrible tormento de la soledad en busca de compañía y comprensión. El proceso creativo y desarrollo de la escritura funciona así:

Solo. Con gente. Solo. Con gente.

Aunque para Chuck escribir es estar solo, con ironía reconoce que se debe investigar y escuchar a otros para obtener la voz individual y solitaria que adquieren los personajes de sus novelas.

El libro se divide en tres partes: gente reunida, retratos y personal.

En gente reunida aborda diferentes actividades donde la gente busca conectar con otros compitiendo en un festival de testículos. Las crudas y violentas experiencias en el mundo de la lucha amateur donde personas impopulares hacen de sus cicatrices y lesiones medallas de orgullo. Aspirantes a escritores que pagan una cuota a cambio de ser escuchados por un agente literario o guionista que se interese por su obra, confesiones o traumas y tal vez llegar a ser recompensados por la miseria que han convertido en historia, no ser juzgados por Dios sino por el mercado.

En retratos realiza perfiles de famosos y no tan famosos. La disparatada vida de Brian Walker llamado “El hombre cohete” que construyó un cohete en su patio, inventor de varias líneas de juguetes, entre ellas “Juguetes fuera de mi vista” una colección para niños ciegos.

Narra también su visita al extraño rockstar Marilyn Manson, el cual presume tener el esqueleto de un niño chino de siete años que desea convertir en araña de luces para el decorado de su sala. Mientras Manson se dedica a leer las cartas del tarot, Palahniuk reconstruye el pasado y presente del sujeto que decidió ser “el hombre más odiado”.

En personal dedica sus peculiares experiencias con hombres y mujeres que presumen ser como sus personajes en El club de la pelea, un camarero le dice con orgullo que ha realizado los mismos desmanes en las comidas de sus comensales, asegurando que Margaret Thatcher se comió cinco veces su esperma. Las llamadas y amenazas por parte del director de un magazine  que quiere enviar a uno de sus reporteros a realizar una nota sobre el club de la pelea y Chuck le dice que es solo una invención para su novela y que no es real, pero el enojado director no le cree. Cuenta sobre el desafortunado anuncio de periódico al que su padre dio respuesta, una acción que le costaría la vida.

En fin, Chuck Palahniuk nos muestra sin temor el Error Humano.


"El mundo está hecho de gente que cuenta historias" 
Chuck Palahniuk




miércoles, 15 de junio de 2016

Casa de espejos

La poesía nace en el terreno del silencio. Los sentimientos y las ansias de respuestas son las semillas que germinan con el suave rocío del alma.

Casa de espejos es el primer poemario de María Consuelo Bianchi, un testimonio del sentir dividido en cuatro partes.

El río devuelto, el regreso torrencial de los recuerdos.

Ofrendas y mudanzas, la existencia del dolor ante la pérdida, la melancolía que insiste luego de vivir el luto.

Los rostros permanentes, aquellos que las huellas revelan su partida pero niegan su olvido.

La casa que me habita, el dolor cicatriza con la aceptación.

El poemario tiene un prólogo de José Napoleón Oropeza, aquí un extracto:


“Cada verso, cada poema supondrá siempre la aceptación de un doble juego: juntar los pedazos del espejo y crear nuevas imágenes a partir del goce fantástico de quien vive, lee y sueña con habitar, para siempre, en la magia de esta casa donde nacimiento y muerte forjan las partes de un mismo sueño”

lunes, 2 de mayo de 2016

Cuando las bayonetas hablan: nuevas miradas sobre la dictadura militar.

Catorce ensayistas revisan un periodo de nuestra historia contemporánea (1948-1958), signado por apologistas enervados y por críticos acérrimos. Sin duda, el gobierno de Marcos Pérez Jiménez, divide tanto a la opinión pública como a la académica en nuestros días. 

El marco de la defensa de este gobierno político-militar se apalancaba en la idea de la “eficiencia castrense”. A dicha imagen, se le contraponía la certeza de una “ineficiencia civil”, representada en la reciente administración de Rómulo Gallegos y en los partidos políticos provenientes tanto del rango de la centro izquierda, como de la democracia cristiana venezolana.

Con el avance de una política de obras públicas, de la ampliación de la salud, de la planificación urbana y de la alfabetización y nutrición infantil, así como, de la inmigración selectiva europea, el llamado “Nuevo Ideal Nacional” de Pérez Jiménez mostraba su rostro más amable. No serían sino los excesos en el gasto público -la llamada corrupción administrativa y las “mordidas” o “porcentajes” en comisiones- las que comenzarían a ser revisadas, gracias a una particular aplicación de la doctrina de la Seguridad Nacional, un organismo que hacía énfasis en la persecución y prohibición de partidos políticos de izquierda y proponía la supervisión de la opinión editorial de los grandes diarios y medios radioeléctricos de la época.
  
Son distintas las miradas que nos ofrecen los autores para tratar de darle luz al tiempo que nos ocupa: un jurista como Rogelio Pérez Perdomo revisa el estado de derecho, donde los derechos humanos carecían de vigencia. Lorena Puerta Bautista, revisa las importantes reformas de los espacios urbanos y la transformación de la vida en el rancho, para luego reasignarse a la dinámica de los superbloques. Karl Krispin, disecciona la doble percepción de los extranjeros que eran bien recibidos en la patria nueva, y de los infortunados venezolanos que se expulsaban de su patria de origen, por razones políticas y hasta simplemente consanguíneas. Carlos Alarico Gómez explora la dificilísima oportunidad de informar u opinar en un contexto inquisitivo y represivo.

Cuando las bayonetas hablan recoge considerables puntos de vista, que le permiten al lector una visión de un sistema político que intentó llevar adelante un plan de país dictatorial, que no fue ni el primero, y al parecer no fue el último.


jueves, 14 de abril de 2016

Civiles y Militares: manual indispensable

Este libro recorre varios temas fundamentales para la comprensión de la historia republicana venezolana. Uno de ellos, es evidentemente el tema del poder: el de los hombres de armas, versus el poder en manos de los hombres normales, las personas cuya vida se debate en decisiones propias y no tanto en cumplir órdenes de superiores. Otro, sería el del poder ejercido en entornos democráticos; y la labor de esos hombres armados en ambientes donde sus relaciones internas se encuentran en proceso de transformación hacia momentos de menos libertades civiles.

En siete capítulos el autor enfoca al objeto de estudio la mirada que se le ha dado desde el mundo académico a esta difícil relación entre personas cuyas vidas se forman en la vida libre y social de las calles y sus hogares, y las de aquellas que forjan su carácter dentro de cuarteles y clases destinadas para la idea y práctica de la guerra.

Se muestra a los militares como una suerte de supervisores de la ciudadanía, tutores del pensamiento e incluso del voto. Situación peligrosa que debe ser corregida.

Buttó aborda el tema del sistema de defensa nacional,  que debe ser visto como un gran engranaje de vida humana, educacional, formativo y profesional.

Civiles y militares: manual indispensable  expresa la necesidad de unas fuerzas armadas modernas donde la opinión pública no sea perseguida, que los agentes uniformados al contrario de generar miedo, sean un símbolo de principios, orgullo y seguridad.


jueves, 7 de abril de 2016

Los Ángeles del Infierno

Los Ángeles del Infierno una pandilla de motorizados considerados una organización criminal hoy en día por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, se calcula que en el presente la conforman entre 2000 y 3600 miembros.

Para la década de los 60 estos forajidos no superaban los 500 miembros, divididos en clanes a lo largo del territorio norteamericano. Imperceptibles, no vistos como un problema  a sanear hasta que los hechos conocidos como el incidente de Monterrey (donde un grupo de estos maleantes violaron a dos jóvenes menores de edad) obligaron a el Times y al Newsweek poner sus titulares sobre ellos. En el año 1953 el director Laslo Benedek realizó el film The wild one, donde dos pandillas de motorizados se enfrentaban en una pequeña población rural, para entonces, la sociedad desestimó las acciones reflejadas en el film por considerarlas exageradas y poco creíbles, diez años después las predicciones de Benedek se cumplían.

Hunter Thompson decide acercarse y ser parte del fenómeno que afecta a las tranquilas urbes de Calirfonia, logrando ser un miembro más de una de las facciones de Los Ángeles del Infierno, el autor se involucra en los desmadres, asaltos, peleas y juergas al igual que los "hunos arrasando tierras". Aquí Thompson hace gala del <<periodismo gonzo>> siendo el reportero no un observador inerte sino un participante central. Esta es su historia.






martes, 5 de abril de 2016

Cómo editar y publicar un libro

Todo lector en algún momento siente la inquietud de escribir, de emular a los autores que lo elevan en el maravilloso mundo imaginario que ofrece la lectura. Otros,  más aventurados, desean ver sus textos impresos y publicados, momento donde se tropiezan con el mundo inadvertido que existe detrás de los libros.

Carmen Verde, poeta, gerente cultural, editora, directora y miembro fundador de la Editorial Eclepsidra  comparte en un interesante libro el proceso creativo a lo largo del trabajo editorial: desde la elaboración y recepción del manuscrito, la coordinación editorial, correcciones, los aspectos legales, selección de la imprenta y el trabajo con los diseñadores hasta llegar a la distribución del libro.

Cómo editar y publicar un libro. El dilema del autor es un texto esclarecedor para todo interesado en el oficio del editor, un mundo lleno de procesos que requieren de mucha mística y dedicación.

“Ser editor es hallar una vocación de servicio, en un oficio al que uno se dedicará toda la vida. Se comienza a pensar y vivir en función de los libros. Crear una editorial, no hace editor a nadie, aunque legalmente reciba esa designación. A un editor lo hace el riesgo, el esfuerzo, la disciplina, la constancia y la entrega y los años de aprendizaje. Una formación universitaria que aporte herramientas profesionales, no enviste a alguien de esta categoría. Sus elecciones serán las que verdaderamente lo hagan editor”
                                                                                                                    Carmen Verde



miércoles, 30 de marzo de 2016

Confesiones de un chef



 Según el Diccionario Larousse Gastronómico el chef “es el organizador y coordinador del trabajo en la cocina que gestiona, a quien le corresponden la concepción de los menús, de las cartas de las sugerencias y de las fichas técnicas, y establece el precio de coste de los platos”. Suena bien, organizado, pulcro, educado y sano hasta que llega la historia oculta bajo las hornillas de la alta cocina de la mano de Anthony Bourdain.

El conocido anfitrión del programa culinario Anthony Bourdain: Sin Reservas en el año 2000 escribió Kitchen Confidential  (traducido al español Confesiones de un chef) donde narra la historia de su vida dentro del mundo de la cocina. Sus inicios, los hechos familiares que lo impulsaron y cómo una ostra ingerida en el barco pesquero de un rudo francés lo llevó a la aventura de la alta cocina.

Más allá de las recetas y los platos elaborados, este admirador de Hunter Thompson, William Burrougs, Iggy Pop y Bruce Lee decide contar los secretos de la cocina y también la vida de sexo, drogas, salsas, aliños y rock and roll que se desarrolla en su interior.

Bigfoot, el chef robusto, gordo, calvo y de cara colorada que lleva la leyenda urbana sobre sus hombros de haber matado a un hombre.  Servir a Sinatra en el Rainbow Room en lo alto del Rockefeller Center. Juan, el fiero vasco de las parrillas que se cose a lo “Rambo” las profundas heridas infligidas durante la faena. Un camarero al borde del suicidio por perder el control de una bandeja sobre la distinguida actriz Dina Merril. La solicitud de un miembro de la mafia de “ñoquis genoveses” que pone en aprietos a un amable chef napolitano. El inicio  de la jornada en la cocina con un ritual emulando los primeros momentos del film Apocalypse Now; estos son algunos de los personajes, curiosidades y anécdotas que relata Anthony Bourdain.

Confesiones de un chef es un entretenido libro para entendidos y también neófitos del universo gastronómico. Con seguridad, luego de la lectura, no podrás seguir pidiendo el menú del día.


"Un chorro de salsa cubre muchos pecados. Ni siquiera voy a hablar de la sangre. Digamos sólo que en la cocina nos cortamos con mucha frecuencia." 
                   Antony Bourdain


martes, 22 de marzo de 2016

Automovilismo, vialidad y modernización


El Doctor en Historia José Alberto Olivar realiza una profunda y clara investigación de los inicios y desarrollos de la vialidad en la Venezuela de la primera mitad del siglo XX.

Automovilismo, vialidad y modernización muestra las circunstancias rurales y precarias de simples caminos abiertos a través de la intrincada naturaleza que obligaron a la toma de decisiones, y así, con los brazos abiertos, realizar alianzas y concesiones para la adopción de la modernidad en una tierra joven en sus primeros pasos como nación independiente.

En sus capítulos se desarrollan los aspectos y hechos que incidieron en la desaparición del ferrocarril ante la invención y evolución del automóvil. También las grandes obras (carreteras y autopistas) que se convirtieron en los símbolos de la dictadura. La renta petrolera como la gran impulsora y columna de los proyectos viales y de modernización que terminaron contribuyendo a la centralización política del país.

La bibliografía documental contenida en el presente libro es impresionante, mapas y datos estadísticos destacan en los detalles.

Automovilismo, vialidad y modernización, libro ganador del "Premio de Historia Rafael María Baralt" es un documento valioso que no debe faltar en biblioteca alguna. Es el testimonio de una nación joven que no ha madurado, un país que aún no comprende el futuro y la modernidad.


miércoles, 16 de marzo de 2016

Maupassant: El Horla y otros cuentos de crueldad y delirio

En la oscuridad la mente del hombre es un peligroso laberinto, lleno de pasillos que llevan a ninguna parte donde los juegos ruidosos del silencio crean las pesadillas y los tormentos.

El Horla es uno de los más celebres cuentos de terror de la literatura universal, el testamento de un escritor atormentado inmerso en la demencia probablemente causada por la sífilis germinada por una vida de amores irresponsables y errantes.

Guy de Maupassant escribió una gran cantidad de relatos inspirados en la locura, el miedo y la demencia, reflejos de sus angustias personales, El Horla fue uno de ellos, un hombre acosado por una entidad que lo hace debatirse entre la locura y la razón.

En El Horla y otros cuentos de crueldad y delirio el lector (aparte de catorce estupendos relatos) encontrará dos versiones escritas por Maupassant  de El Horla, una primera versión publicada en la revista Gil Blas el 26 de octubre de 1886 donde un médico psiquiatra presenta a sus colegas a uno de sus pacientes que dará un terrorífico testimonio; en la segunda versión publicada el 25 de mayo de 1887 la víctima escribe un diario relatando los hechos que ocurren día a día viviendo una pesadilla junto al ente sobrenatural que lo acecha.


Maupassant fue prisionero de su mente, esclavo de sus delirios, un hombre que en la escritura buscó aminorar sus angustias sembrando el miedo en los sueños de otros.

Un libro que todo amante del terror debe tener.




miércoles, 9 de marzo de 2016

Así que pasen cien años

La crónica, como nadie,  ha descrito el submundo que cohabita con la realidad, despertando pesadillas y anhelos en lo cotidiano. Hoy, la crónica ocupa un lugar importante en el universo de las letras, grandes escritores han pasado a la posteridad dejando huella que terminan siendo las grandes referencias de hoy y del mañana. Elisa Lerner es una de ellas.

El sello Editorial Madera  Fina trae Así que pasen cien años, un conjunto de crónicas escritas por Lerner a lo largo del tiempo, desde 1969 hasta nuestros días, todas ellas rescatadas de las diferentes fuentes donde fueron originalmente publicadas , tanto de libros colectivos como de publicaciones periódicas: Una sonrisa detrás de la metáfora, Yo amo a Columbo o la pasión dispersa, Crónicas ginecológicas, Carriel para la fiesta, En el entretanto, El papel literario, El sádico Ilustrado y  Zona Franca entre otros.

Con habilidad Lerner abre las puertas ocultas, demostrando una complejidad invisible a simple vista: la moral de las tiras cómicas, las artes y su impacto en la sociedad, el venezolano de hoy en día, el oficio del escritor y otros ángulos más pertenecientes a nuestra humanidad.

Vale decir como dato curioso que en Así que pasen cien años aparece la primera nota publicada en nuestro país que menciona a Julio Cortázar novelista.

La Editorial Madera Fina hace un digno y lindo homenaje en vida a una dama que ha hecho de las letras un arte de instinto agudo, lleno de humor, inteligencia y sinceridad.

“Hay algo terrible, irónico y aleccionador en la tira cómica protagonizada por Mafalda. Por instantes, a falta de honestidad y valentía por parte de los dirigentes políticos ¡oh vietnamitas, checos, israelíes y brasileños!   pareciera que toda la lucidez y crítica del mundo, ha quedado relegada a unos párvulos que, en calles de cuadriculado pavimento, se sientan al borde de la vereda.”

miércoles, 2 de marzo de 2016

Mientras escribo


Escribir es el oficio del soñador, del hombre que desea un mundo a su imagen y semejanza. Mundos llenos de luz y oscuridad.

El monstruo de Maine, Stephen King, se encuentra en la lista de los más grandes y exitosos escritores de todos los tiempos. Sus pesadillas y seres han alimentado los miedos de muchos lectores.  King ha escrito uno de los manuales más honestos sobre el oficio del escritor, hablo de Mientras escribo, libro que escribió mientras se recuperaba de un casi fatal arrollamiento del que recuerda con ironía haber sido atropellado por uno de sus propios personajes.

Comenzando con la historia de su vida, pasando de la niñez a la edad adulta, Stephen King prepara el terreno al lector deseoso de convertirse en escritor. Presenta la dinámica que se establece entre el escritor y el lector como un acto de telepatía, siendo el libro el instrumento que los conecta, la imaginación de ambos pueden coincidir en muchos aspectos pero la última palabra la tiene el lector, debe tener la libertad de elaborar  los detalles en el desarrollo de su mundo interior mientras realiza la acción de la lectura. Se puede escribir acerca de una mesa que tiene un mantel rojo y decir que sobre ella está una jaula, el lector coincide con la imagen (acto definido por King como telepatía) y aquí ocurre la magia; él puede ver un mantel rojo con ciertos detalles en sus bordes, imaginar una jaula dorada. Menos es más.

En Mientras escribo King presenta una caja de herramientas (similar a la de los carpinteros) dividida en varios nivele donde están el vocabulario y la gramática, los verbos y los adverbios. Advierte sobre el uso de la voz pasiva y de los adverbios, ambos deben ser evitados. Para aliviar la tensión de sus argumentos el autor muestra al paso de las páginas sencillos ejemplos para la fácil comprensión del aprendiz de escritor.

Un libro fascinante que no puede faltar en ninguna biblioteca.

“Escribir se trata de enriquecer las vidas de las personas que leen lo que haces, y al mismo tiempo enriquecer la tuya. Es levantarse, recuperarse y superar lo malo. Ser feliz.”
Stephen King


El laberinto del progreso

Un libro que desde la economía y la historia, permite darnos una idea de un periodo difícil y cambiante para la sociedad, y sobre todo, para la forma de hacer política en Venezuela. 

En El laberinto del progreso notamos con precisión cómo los venezolanos buscaban progresar económicamente en un país, donde el ahorro, era cosa menos que imposible, y tanto la esclavitud y las formas mercantilistas menos eficientes de generar riqueza se imponían por encima del libre juego de la oferta y la demanda. Asimismo, no solo es el periodo de la guerra de independencia, sino el de los desmanes de la guerra federal los que marcan las transformaciones económicas. 

Una economía de guerra no será nunca lo mismo que una economía en tiempos de paz. La siembra, la producción pecuaria y el comercio sufrirían los embates del desorden, las conflagraciones, el caudillismo, produciendo nuevas trabas a las libertades económicas. El espíritu de esa época está signado por el abuso de poder.  Productos como el café, el tabaco, el cacao, el ganado y el azúcar parecen ser la mejor cara de nuestro comercio exterior, desde el punto de vista competitivo. Pero, en ciertos periodos, los sube y bajas financieros que atacaron a la nación en esos años convulsos rompieron con la ilusión de crecimiento o desarrollo. 

Poner orden en el área pública es una tarea que hasta nuestros días pareciera imposible. La realidad venezolana parece debatirse en una extrema tensión entre liberalismo económico versus una postura de teoría del botín, llevada adelante por los partidos políticos y los caudillos, quienes se hacían de ese tesoro de guerra con total impunidad, confundiendo sus propios bienes con la hacienda pública. 

Sin duda El laberinto del progreso de Yoston Ferrigni es un texto valioso que permite ver cómo el siglo XIX no ha terminado de asimilarse al convulso siglo XXI venezolano. 

miércoles, 24 de febrero de 2016

Ogros ejemplares.

En la vida muchos pasan inadvertidos, otros sorprenden al mundo con sus creaciones y huellas para generaciones futuras, algunos nacen con una estrella donde la fortuna siempre los alimenta, también están aquellos que el reconocimiento de su arte llega en el injusto tiempo que continua después de sus muertes.

Ogros ejemplares son historias que van de la crónica pasando por la biografía y terminando en la ficción. Andrés Caicedo, el escritor de las promesas oscuras; Marvin Gaye, la dulce melodía de la tragedia; John Kennedy Toole, un grande entre los necios; Adib Casta, el genio con la guitarra de cuerdas rotas; Arthur Cravan, la negación de muchas vidas; James Harden-Hickey, el rey de la nada que solo conquistó un trono vacío sin reina. Estos son algunos de los personajes que conforman los 26 rostros de aquellos que para bien o para mal son inolvidables, fascinantes muestras de las tormentas silenciosas que estallan, tempestades escondidas en las sonrisas de brillantes mentiras.


De agradable lectura, un libro que todo lector debe tener en su biblioteca, no importa cuántas veces leas sus páginas, siempre te sorprenderá. Ogros ejemplares es uno de esos libros que el tiempo decidirá su justo valor.

“Sus nombres: ogros. Personajes reos de sí mismos, caminantes detenidos, nervios que alguna vez hablaron, reclusos del olvido, dueños del disparate. Ejemplares porque rompieron el molde, porque podían o no ser tomados como paradigmas, porque son marginales de su misma periferia, porque resultan tan ambiguos como la palabra ejemplar.”


Daniel Centeno

martes, 23 de febrero de 2016

Espacios privados.

Catorce relatos toman su voz desde la conciencia, un mundo interior que invita a traducir los sentidos que hacen vida dentro de los personajes de Espacios privados.

Gisela Cappellin de forma intimista desarrolla un verbo que se viste de femenino. Se puede percibir rasgos autobiográficos con recuerdos implantados en sus protagonistas. El deseo se abraza con el miedo, los recuerdos lloran con la melancolía, las sonrisas festejan los triunfos de los egos. El cuerpo, la piel y el deseo juegan un rol importante en las 193 páginas que conforman el libro.

"Imagina un beso: igual que el alma, un privilegio humano"

Aunque los relatos fluyen con suavidad, su lenguaje se torna repetitivo y mecánico, entre ellos se comparten lugares comunes que dan la sensación de estar leyendo un continuo cuento que no acaba. Leer y que el olvido tenga la última palabra.