lunes, 21 de diciembre de 2015

Mariño y la independencia de Venezuela

La Academia Nacional de la Historia, junto a la Fundación Bancaribe, se han dado a la monumental tarea de publicar toda la obra escrita de Caracciolo Parra Pérez, uno de los compendios historiográficos de mayor valor realizados en el siglo XX venezolano.

Caracciolo Parra Pérez fue un abogado, historiador y político venezolano. Dedicó su vida a la carrera diplomática y al estudio de la Historia, ocupaciones que procuró llevar en paralelo, durante la primera mitad del siglo XX, en pleno gomecismo. Fue canciller de la república durante el gobierno de Isaías Medina Angarita y presidente encargado de la república en dos oportunidades. Escribió varias obras sobre historia de Venezuela, siendo la independencia el centro de sus intereses intelectuales. 

Los primeros cinco volúmenes de esta compilación corresponden a la obra sobre Santiago Mariño, a través del recorrido vital del general presenta un vasto panorama de la guerra de independencia de Venezuela en sus vertientes militar, política y jurídica. Elaborando una nueva epopeya sobre este prócer que le permite aproximarse a la extensa complejidad del proceso de independencia y sus implicaciones geopolíticas. 

El autor no desea pontificar ni demonizar la figura del general Mariño, por demás controversial, sino que busca contribuir a un análisis ponderado de los inicios de uno de los procesos más complejos del siglo XIX: las independencias hispanoamericanas.

Parra Pérez construye un relato historiográfico de carácter panorámico a partir de la biografía de uno de sus protagonistas, pues en sus propias palabras: “No sabríamos decir si un grande hombre representa la historia o si la crea; pero es indudable que la manera más acertada de narrarla es hacerla en función de los grandes hombres…”. 

Esta edición estuvo al cuidado de importantes figuras: Simón Alberto Consalvi, Elías Pino Iturrieta, Inés Quintero y Edgardo Mondolfi Gudat.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Ucronías. Ficciones filosóficas

Interesante libro que mezcla el ensayo y el relato, reflexionando sobre la esencia, las causas y efectos de la naturaleza, sobre el hombre y el universo.

Las Ucronías de George Galo construyen historias alternativas del origen del pensamiento filosófico, la creación del concepto de república y la unión del olvido y la muerte. En su prosa laten las voces del interior, el génesis del mundo que corresponde a la razón y el pensamiento, a veces un ángel salvador y por momentos un demonio sin contemplación.

Debes respirar profundo, permitir el juego de imágenes que cada historia dispone en el andar de las palabras, ellas traducen la realidad para sobrevivir en la distorsión de los sueños.


Las ficciones filosóficas de Galo son un extraño placer.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Vieja verde

En los últimos 15 años Venezuela ha sido objeto de cambios políticos, sociales y culturales que (en mi opinión personal) han dificultado la calidad de vida de muchos de sus habitantes. Todo humanista es sensible a lo que lo rodea, por ende muchos escritores han dedicado palabras, situaciones e investigaciones a los recientes años de historia del país con la “gasolina más barata del mundo”.

En una breve novela llena de rápidas imágenes Alicia Freilich aborda los cambios de una nación sin los tecnicismos del ensayo académico, al contrario, optando por la amplitud que ofrece el trato de la realidad aderezada con la ficción.  

La mezcla de humor con referentes a la cultura local y universal, pasando por los cuentos de hadas, películas, canciones y libros se reconstruye la vida de una mujer considerada una Vieja verde, una ciudadana común que fue, es y será participe y testigo de los hechos que han trastocado a una ilusa población.

No es una historia fácil de digerir debido a su desarrollo fragmentario, párrafos que hacen un collage a veces difuso.

Vieja verde a futuro podría considerarse como una de esas curiosas novelas que dieron su voz a tiempos de distorsión.


domingo, 29 de noviembre de 2015

La Barata

La Barata es un viaje espiritual donde el fin da comienzo a todo. La numeración en reversa de sus páginas así nos lo indica. Son cantos que hacen ecos en planos que al tiempo no le importa, sólo habita el amor, un sentimiento que profesa la fe a  dioses del continente oscuro.

Las piedras y el agua son figuras recurrentes en los poemas que Santos López construye con gran dominio de la palabra, un arquitecto de la imaginación que funda sus bases en la musicalidad y sentir que expresa su ser.

La piedra puede representar lo terrenal, el físico, lo visible.

El agua puede ser el paso del tiempo, el desgaste, lo invisible.

En su portada La Barata muestra una cantidad de restos de hojas que son partes de las cenizas,  para luego, al desplegarse como una funda y separarse del libro, muestra en su reverso la viva llama alimentada por los mismos cuerpos que serán polvo en el viento. 

Más allá del ejercicio poético se hace un estamento de la inmortalidad de la palabra, ella representa el todo y la nada.

Heredas cerrar los ojos
Para continuar por dentro
Un canto,
Un tono
Y un milagro.  


domingo, 22 de noviembre de 2015

Henrique Avril. El relator gráfico del paisaje venezolano

Henrique Avril es considero uno de los primeros reporteros gráficos de Venezuela. Nacido en 1870 en lo que hoy es conocido como Barinas.


 Antonio Padrón Toro, comunicador social e investigador fotográfico realiza un extraordinario libro con el apoyo de la Fundación Bancaribe titulado Henrique Avril. El relator gráfico del paisaje venezolano. Padrón Toro nos lleva a los inicios de la fotografía en nuestras tierras que llegó de la mano de los franceses, nos relata el progreso de la impresión y toma de imágenes entre los años correspondientes a 1800 y mediados de los 1900, donde Avril luego aparece como un hombre de gran sensibilidad y formación que expuso a los ojo de nacionales y foráneos el panorama de los convulsos tiempos que le tocó vivir, haciendo de la imagen un arte.


Muchas fueron sus colaboraciones y publicaciones para diferentes medios pero de mayor relevancia son aquellos en los que Avril contando con 22 años de edad publica en las páginas de una publicación llamada El Cojo Ilustrado, donde aparecieron más de 310 de sus  fotografías que mostraban toda la temática social, económica, urbana, rural, costumbrista y tradicionalista del país.


Capítulo a capítulo se detalla el trabajo y técnica de Avril, sus viajes y encuentros con hombres y mujeres notables de la época. En sus páginas se intercalan 171 fotografías reproducidas digitalmente de la edición original de El Cojo Ilustrado.


Como dato curioso Avril produjo la primera tarjeta postal realizada en Venezuela.


Henrique Avril. El relator gráfico del paisaje venezolano es un libro tanto para fotógrafos como para artistas, para historiadores y exploradores, para periodistas y curiosos. Una joya que hace del retrato y de la impresión los grandes testigos de la historia.


“Las fotografías abren puertas al pasado, pero también permiten echar un vistazo al futuro”
                                                                                                                                                                                          Sally Mann



lunes, 16 de noviembre de 2015

Sísifo en la tierra de gracia

El mito de Sísifo apunta hacia aquella tarea  inútil que, a pesar del esfuerzo invertido, deviene terriblemente en un fracaso. En este texto académico de Héctor Vallecillos, encontramos la labor de un hombre brillante que desmenuza las razones políticas, económicas y sobre todo históricas del gran fracaso que vive Venezuela. El autor nos abre los ojos ante un fondo real y doloroso: la renta petrolera da para todo, incluso, para matar a la gallina de los huevos de oro. 

En cuatro precisos capítulos, llenos de referencias empíricas, de citas -y sobre todo de mucha data útil para economistas, sociólogos y politólogos- levantadas a la luz del trabajo estadístico, el profesor Héctor Vallecillos nos ofrece cuatro puntos centrales, desde los cuales podemos observar la realidad del proceso de desarrollo económico y de transformación social de las formas de hacer política en el país. Primero, nos describe a una Venezuela sometida a guerras y caudillos, donde los recursos provenían del saqueo y se distribuían -o no- bajo esa mentalidad. Es la Venezuela de la guerra de independencia, que luego sería apaciguada, a principios del siglo XX por un ejército unificador. En los siguientes capítulos, vemos el avance de la política venezolana, desde esos albores mismos del gomecismo centralizador, pasando por un examen brillante del llamado trienio adeco 1945-48; ahondando en los errores, excesos -y en especial, las repeticiones de esos excesos y errores desde el 1958, hasta finales de la década de los 90- Finaliza con una análisis de la partidocracia puntofijista y los efectos –desde 1998 al presente- de entender a la industria petrolera, como la caja chica de un proyecto político, al parecer, irresponsable. Este libro, penetra y profundiza en temas de explotación de la riqueza petrolera, de la generación y de la venta de la energía, sin dejar de lado, que para la historia venezolana, tanto el petróleo, como las bases mismas de la democracia y la movilidad social venezolana, se hacen parte de un enmarañado discurso político, sumamente combustible y volátil, tan volátil y combustible, como el discurso de los demagogos… o la fragilidad estructural de nuestras instituciones públicas. Sin duda, es un texto que llama la atención de todo lector, y nos guía por un periodo, de poco más de 100 años, lleno de profundas transformaciones humanas, políticas y sociales.   

domingo, 8 de noviembre de 2015

Bitácora de mundos imposibles

Un conjunto de relatos donde la ficción se viste de realidad, invitando al lector a un mundo enigmático de sueños utópicos y distópicos, fantasías y alucinaciones.


En un lenguaje directo y sin excesos  el autor Saúl Rojas en trece relatos hace referencias literarias y musicales que dan gusto. Uno de ellos,  titulado La dieta, donde dos personajes entablan una conversación motivada por su aspecto físico y de salud, en consecuencia a su ingesta de notas musicales. En Paisajes al revés para gente curiosa un hombre se topa con un jardín, lugar enigmático a manos de un extraño cuidador que siembra libros. En otro de los relatos, Laberintitis, una mujer ciega es una celebridad por correr atravesando laberintos. En Bitácora de mundos imposibles, el relato que da nombre al libro, un apacible personaje observa en su taza de café la creación del universo.


Aunque la ficción no tiene un punto de partida libre (bien lo dice Mario Vargas Llosa) permite romper cualquier  frontera, dejando a los personajes tomar las riendas de sus propias vidas que simulan  realidades. Saúl Rojas lidia con ella de la mejor manera: con la imaginación.


El paisajista del jardín de libros no está para juzgar. Su dicha está en la protección paternal de las palabras, en recorrer la vastedad fractal de su tesoro escrito, ordenando, catalogando, y cuidando sus plantas bullentes de ideas nuevas, repetidas, infinitas y fecundas.”


Bitácora de mundos imposibles es un libro lleno de sorpresas, de sueños que simulan realidades y de situaciones que nos enfrentan con las diferentes dimensiones a las que llamamos “mundo”.


“La realidad no existe si no hay imaginación para verla”
                                                                               Paul Auster




domingo, 1 de noviembre de 2015

Desnuda inclinación

La poesía es imagen, palabras que cantan la identidad y los secretos del alma, hipnóticamente se convierten en música en los labios de aquellos que se entusiasman al declamarla.

Desnuda inclinación, poemario de Nubia González es la muestra artística de la valentía, la autora expone en ciento nueve páginas una historia de coraje. El despertar de sus pasiones que se encienden bajo el influjo del mismo cuerpo que habita. Rompe la regla, aquella donde lo opuesto se atrae.


El poemario se divide en tres etapas:


En la primera, decidida  afronta al mundo que la juzga, aceptando sus inclinaciones y gustos sexuales por su mismo género. Es la reafirmación de sus sentimientos.


Para cuando tus ojos lean este poema
habré dejado de masticar el vidrio
que me refleja y amo
Mi boca no sangrará más vergüenza.


En la segunda, florecen los matices, los amores y desamores, las risas y los llantos, los enamoramientos y desencantos, las pasiones y el erotismo, las alianzas y las traiciones. Todos conforman el vertiginoso camino del amor y la entrega.


No quiero arrancarme
el sudor, el flujo seco en mis dedos, el olor.
No quiero que el jabón arrastre al desagüe el placer vivido,
tampoco quiero sacudirme y sentir
que era otro: sueño húmedo.


En la tercera, la certeza de estar en lo correcto, es su vida. Las experiencias le dicen al oído que es la mujer que siempre ha querido ser, la dama que reconoce el verdadero amor en sus propias formas, en los cuerpos que bien conoce porque siempre ha habitado en ellos.


Siempre mi carne tendrá un mismo destino
hembra   mujer   fémina   dama   señora   Eva.


Nubia en su Desnuda inclinación abre las puertas de los amores “prohibidos”, el erotismo y la pasión se alzan en versos que sin importar sus momentos de crudeza son hermosos alivios.


Vale destacar que el poemario tiene varias ilustraciones de Gustavo Löbig, imágenes que también son poesía.



miércoles, 21 de octubre de 2015

Y recuerda que te espero

En la intimidad de la tina un hombre junto a una mujer comparte la historia de su vida, la excusa, dos fotos que rememoran un pasado disuelto que desea ser redescubierto.

A través de los cariños y mimos que el protagonista otorga en la calidez de la tina a su acompañante, una periodista que termina atrapada en los laberintos del placer, se da comienzo del relato, del viaje para comprender su pasado y rescatar el olvido del presente.

Y recuerda que te espero es una novela ligera, de buen ritmo, donde el personaje toca temas como la paternidad, el vínculo silencioso existente entre padres e hijos “La vida de los padres es una historia que no debemos conocer del todo. Nos basta con intuirla, con construirla sin que nos dañe demasiado”.

También es un homenaje a grandes de las letras en nuestra tierra como lo son el poeta Rafael Cadenas y Salvador Garmendia, evocando sus palabras en Barquisimeto, la primera ciudad destino presente en una de las fotografías.

Una breve historia dedicada no a darnos respuestas pero si muchas interrogantes, toda buena historia debe dejar esa sensación de búsqueda, recordar que sin importar lo que signifique lo seguimos esperando.

"Porque vivir es aceptar la imagen incorrecta que la vida hace de nosotros" 


viernes, 1 de mayo de 2015

La sopa (cuento inédito de Jonathan Bustamante)

Los logros son dulces cuando los caminos son amargos. Para algunos la notoriedad es el fin de todo; para otros, sobrevivir  es todo. Mi padre fue un hombre de pocas palabras pero de muchas acciones. Sonreír era su forma de tranquilizarnos a mi madre y a mí cuando las cuentas superaban nuestros alcances. Luego de un tiempo mi padre encontró en la sopa la solución a todos nuestros problemas. Aquel alimento compuesto de agua y verduras no sólo fue nuestro alimento sino que se convirtió en el sustento diario. Todas las mañanas salíamos a comprar las hortalizas para que mamá cocinara su estupenda receta “…” la cual vendíamos a los establecimientos cercanos. ¡Qué dicha la de mi madre y padre! Ya nuestros gastos no eran preocupación alguna. En tarros de vidrio proporcionábamos la medida justa para llenar la panza del comensal de turno. Buena comida a buen precio.

Remodelamos la casa, mi padre compró su primer auto,  y mamá semanalmente renovaba el vestuario de su closet. La alegría tenía sabor a sopa.
Al tiempo la demanda seguía en aumento y me matriculé en la universidad para estudiar en la escuela de medicina, ya no podría seguir siendo parte del negocio familiar. Papá contrató a un ayudante, un chico flaco y algo extraño pero de buenos modales. En las cenas mi padre lleno de halagos decía cómo el nuevo ayudante con su gran personalidad y extraño peinado lograba vender mucho más de lo siempre acordado por los revendedores. Con facilidad podía triplicar el pedido de los dueños de abastos y bodegas, la sopa era todo un éxito, adquiría otras dimensiones a través del chico flaco de extraño peinado.

Un día, al bajar a desayunar me encontré con unas maletas en la sala. Escuché unas risas provenientes de la cocina, cuál sería mi sorpresa al ver al extraño chico sentado en mi lugar del comedor, sonriente y masticando con desespero unos huevos con tocino.
—Hijo a partir de hoy nuestra familia crece, Warhol se queda con nosotros— dijo mi padre mientras abría los brazos abarcando el espacio ahora invadido.
—Estupendo padre. Bienvenido Warhol. No podré compartir el desayuno con ustedes, ya voy tarde y debo presentar un examen muy importante de anatomía— sonreí lo mejor que pude, las sorpresas en ayunas normalmente no son bien recibidas y menos cuando te sale un “hermano” de la nada.

Al paso del tiempo me acostumbré a su presencia. Él no paraba de ayudar a mi madre en la cocina, prestando mucha atención a cada detalle de la receta que hacía de la sopa única en el mercado. Luego de la faena del día Warhol se dedicaba a pintar. Sus acabados eran impresionantes, de gran gusto.  Intervenía los rostros de famosos, haciendo de una simple foto una obra de arte digna de estar en cualquier museo.

Todo dulce sueño tiene su final. Así llegó el día que todo cambiaría. Una visita que vestiría de fatalidad nuestros días. Recuerdo con amargura aquella tarde de domingo, todos sentados en la sala disfrutando de la buena música de Duke Ellington y John Coltrane, dos grandes del jazz  interpretando In a sentimental mood. Tocaron a nuestra puerta dos hombres de gran estatura y prominentes barrigas, uno era el Sr Campbell dueño de una de las más grandes fabricas de sopa del país y el otro se hacía llamar Maverick, su abogado. Ambos preguntaron por el “talentoso Andy Warhol”. Luego de que mi padre les permitiera la entrada, los dos barrigones sacaron un documento. Rápidamente Warhol con mucho estilo estampó su rúbrica sobre aquel papel que sellaría nuestro destino. Nuestro protegido había vendido la receta secreta de mi madre y no bastando con eso también había diseñado el logotipo para la lata que saldría a la venta. Mi padre se mantenía mudo y con la boca abierta. El chico del extraño peinado fue a su habitación, recogió sus pertenencias y se fue junto a los dos barrigones para nunca más volver.

Las sopas Campbell eran todo un éxito, no solo habían copiado la receta de mi madre sino que también habían mejorado su sabor. Ya nadie quería comprar nuestras sopas caseras y aquellos días de bonanza desaparecieron. Día tras día mi padre ahogaba su frustración en alcohol mientras que mi madre planchaba ropa por encargo y hacía de niñera. Yo comencé a dar clases a los chicos del primer año de medicina para poder seguir costeando mi carrera universitaria.

La balanza era injusta. Por un lado un hombre trabajador perdido en el oscuro mundo del alcohol y sus demonios, lleno de llanto y odio. Por el otro, un joven oportunista  que mordió la mano amiga ahora convertido en todo un icono del movimiento pop. Músicos y actores no dejaban de promocionar en la radio y la televisión el consumo de las sopas Campbell. Andy Warhol era toda una celebridad presente en cada evento de la sociedad artística del país. 

El matrimonio de mis padres terminó hundido en el fracaso. Mi padre se convirtió en un estorbo,  un alma en pena negada a ser rescatada. Mamá nos abandonó y se fue a vivir con su hermana que tenía un modesto apartamento en el centro de la ciudad. Sin trabajo y con una adicción agobiante mi padre clamaba todos los días por tener en sus manos una botella de whiskie. Una cirrosis hepática acabó con él en poco tiempo. Mamá se fue apagando y el alzhéimer la arrebató de mi vida. A pesar de semejantes desgracias pude culminar con mis estudios y graduarme de médico cirujano.

 Mi tía me envió las pertenencias restantes de mamá, entre sus cosas  conseguí la receta escrita en detalle de la sopa que nos llenó de luz y desgracia. El secreto de su gran sabor era la cascara del plátano. ¡Maldito Warhol! No solo le bastó con robar la receta y venderla, sino hacer del ingrediente especial su más grande obra al convertir al plátano en una de las más celebres portadas de disco alguno en la historia de la música: The Velvet Underground & Nico. 

Mi graduación fue triste, logros tan huérfanos como yo.  Momento de ponerse la bata y asumir el rol. Me dediqué a entender la mortalidad y a luchar contra ella, negando en cada operación la naturaleza de la muerte. A lo largo de varios años muchas vidas se me escaparon de las manos pero también otras renacieron en ellas.

La venganza es un plato que se come frío. El tiempo borra las huellas y acorta la memoria de aquellos que viven inmersos en la engañosa fantasía. Mientras mi nombre crecía como cirujano la salud de Warhol se venía abajo, para entonces yo era el mejor cirujano en el país y me convertí en su primera opción para revertir su mal. Cómo entenderá señor juez era mi oportunidad. 




lunes, 27 de abril de 2015

El clan perverso



La literatura es el campo de las ideas, y a pesar de las barreras, ella nunca discrimina. En el mundo libre las letras son símbolos donde se generan los cambios, grandes y pequeños, que terminan construyendo una nación.

En la actualidad Venezuela atraviesa una de sus historias más perversas. La división de una población ante la falsedad de una revolución “socialista” ha llevado a la tierra prometida a convertirse en el infierno de Dante. El clan perverso es una novela sobre el mundo libre hoy día secuestrado por aquellos que regentan el poder. Un rapto que desencadena la peor de las violencias, emergiendo el hombre caníbal hambriento de los ideales y principios que no tienen espacio en la profunda y densa oscuridad del poder.

Un coro de voces se va presentando en primera persona involucrando al lector en la vida de un anónimo secuestrado y de sus allegados que desean rescatarlo antes de que sea tarde. Su error, ser un hombre de principios y exponer sus juicios de valor dentro de un periódico sesgado por el totalitarismo. Acción que desencadena su rapto y torturas,  también un viaje al  interior de su propio ser donde las referencias históricas, políticas y literarias se hacen presentes para enriquecer la agonía de aquel muerto en vida. A lo largo nos toparemos con reflexiones interesantes sobre el comunismo, los grandes tentáculos de la corrupción en las aduanas, la caída del Muro de Berlín, las visiones futuras y premonitorias de obras como 1984 de George Orwell y otros…

Numa Frías Mileo con una gran cultura general viste a sus personajes de corrientes humanistas: la filosofía y la literatura van de la mano haciendo del suspenso una suave música que por momentos desencadena en graves tonos desafinados.

El clan perverso es una novela que tiene el fin de no dejar a nadie indiferente ante los atropellos de los sistemas de poder absoluto. Obliga al lector a tomar conciencia sobre los peligros y pérdidas que se ocasionan cuando la libertad de expresión es señalada y acusada de traición. Sin duda alguna es un libro que formará parte de la literatura referencial de nuestros días como país.



sábado, 31 de enero de 2015

Palabras de presentación sobre "La cultura del milenio" el nuevo libro de Joaquín Ortega



El futuro, un mundo que desconoce el vacío del tiempo, donde el conocimiento es la clave, y la obtención rápida del mismo significan la supervivencia.


La evolución del hombre va a la conquista de la calidad de vida, creando herramientas que permiten ampliar sus capacidades. Un ejemplo es la expansión de la memoria, combatir el olvido. Desde los tiempos de las cavernas el hombre ha creado un sistema de archivo, haciendo un registro de sus vivencias, temores y planes futuros. Conocimientos luego compartidos y reinterpretados para convertirse en guías, en fin, manuales de vida.


Los libros son el gran soporte humanista, guardianes del paso del tiempo, traductores de los sueños. Como todo ente también ha evolucionado de la mano del hombre con la llegada del mundo digital. La falta de espacio físico, la libertad de movimiento para el lector viajero y la entrega en un breve lapso de tiempo del libro adquirido son algunos de los argumentos que llevaron al papel a mutar al formato digital. 


El lector tiene bibliotecas como santuarios, hogar de trofeos que son conocimientos conquistados. Todo lector desea más y más, compra libros que nunca podrá leer, iniciar o siquiera culminar. El formato digital también llegó para alimentar la pesadilla "no alcanzará la vida para leer todo lo que queremos" pero si permitirnos almacenar todos los libros que ansiamos en un objeto que podemos tomar con una sola mano. 


El papel es romántico, seductor a prueba de pilas.


El formato electrónico es elegante, osado pero vulnerable aún al lector.


Soy uno de los que trata de coexistir con su hábito de lectura entre los dos elementos y confieso que el papel sigue siendo mi favorito. Leer un libro en formato digital me puede tomar semanas y hasta meses, en cambio en el papel es cuestión de pocos días. La comunión de la lectura se hace mucho más íntima y personal, basta con ver como el libro va envejeciendo a medida que aporta a indistintas manos sus relatos. Con esto no quiero decir que el digital no funciona, simplemente pertenece al ahora.


Con "La cultura del milenio" Joaquín nos presenta una serie de escritos para comprender el mundo de ayer y de hoy, muchos de ellos inéditos. El ayer en un papel donde los modismos eran otros, el presente es una pantalla led que se impone ante cualquier distancia. 


Joaquín es un lector y creador que sin indiferencia ha comprendido que el futuro no es un sueño, que ya está aquí. Se escribe para que muchos puedan leerte y a veces plagiarte, sin la evolución digital muchos buenos pensadores quedarían sepultados en la sombra.


Como lector aún me cuesta convivir con el libro digital, como bloguero le debo todo lo que soy.


El nuevo milenio está aquí.




(Presentación realizada en @LibrosEstudios La Castellana el 30 de enero 2015)