lunes, 16 de noviembre de 2015

Sísifo en la tierra de gracia

El mito de Sísifo apunta hacia aquella tarea  inútil que, a pesar del esfuerzo invertido, deviene terriblemente en un fracaso. En este texto académico de Héctor Vallecillos, encontramos la labor de un hombre brillante que desmenuza las razones políticas, económicas y sobre todo históricas del gran fracaso que vive Venezuela. El autor nos abre los ojos ante un fondo real y doloroso: la renta petrolera da para todo, incluso, para matar a la gallina de los huevos de oro. 

En cuatro precisos capítulos, llenos de referencias empíricas, de citas -y sobre todo de mucha data útil para economistas, sociólogos y politólogos- levantadas a la luz del trabajo estadístico, el profesor Héctor Vallecillos nos ofrece cuatro puntos centrales, desde los cuales podemos observar la realidad del proceso de desarrollo económico y de transformación social de las formas de hacer política en el país. Primero, nos describe a una Venezuela sometida a guerras y caudillos, donde los recursos provenían del saqueo y se distribuían -o no- bajo esa mentalidad. Es la Venezuela de la guerra de independencia, que luego sería apaciguada, a principios del siglo XX por un ejército unificador. En los siguientes capítulos, vemos el avance de la política venezolana, desde esos albores mismos del gomecismo centralizador, pasando por un examen brillante del llamado trienio adeco 1945-48; ahondando en los errores, excesos -y en especial, las repeticiones de esos excesos y errores desde el 1958, hasta finales de la década de los 90- Finaliza con una análisis de la partidocracia puntofijista y los efectos –desde 1998 al presente- de entender a la industria petrolera, como la caja chica de un proyecto político, al parecer, irresponsable. Este libro, penetra y profundiza en temas de explotación de la riqueza petrolera, de la generación y de la venta de la energía, sin dejar de lado, que para la historia venezolana, tanto el petróleo, como las bases mismas de la democracia y la movilidad social venezolana, se hacen parte de un enmarañado discurso político, sumamente combustible y volátil, tan volátil y combustible, como el discurso de los demagogos… o la fragilidad estructural de nuestras instituciones públicas. Sin duda, es un texto que llama la atención de todo lector, y nos guía por un periodo, de poco más de 100 años, lleno de profundas transformaciones humanas, políticas y sociales.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada