domingo, 8 de noviembre de 2015

Bitácora de mundos imposibles

Un conjunto de relatos donde la ficción se viste de realidad, invitando al lector a un mundo enigmático de sueños utópicos y distópicos, fantasías y alucinaciones.


En un lenguaje directo y sin excesos  el autor Saúl Rojas en trece relatos hace referencias literarias y musicales que dan gusto. Uno de ellos,  titulado La dieta, donde dos personajes entablan una conversación motivada por su aspecto físico y de salud, en consecuencia a su ingesta de notas musicales. En Paisajes al revés para gente curiosa un hombre se topa con un jardín, lugar enigmático a manos de un extraño cuidador que siembra libros. En otro de los relatos, Laberintitis, una mujer ciega es una celebridad por correr atravesando laberintos. En Bitácora de mundos imposibles, el relato que da nombre al libro, un apacible personaje observa en su taza de café la creación del universo.


Aunque la ficción no tiene un punto de partida libre (bien lo dice Mario Vargas Llosa) permite romper cualquier  frontera, dejando a los personajes tomar las riendas de sus propias vidas que simulan  realidades. Saúl Rojas lidia con ella de la mejor manera: con la imaginación.


El paisajista del jardín de libros no está para juzgar. Su dicha está en la protección paternal de las palabras, en recorrer la vastedad fractal de su tesoro escrito, ordenando, catalogando, y cuidando sus plantas bullentes de ideas nuevas, repetidas, infinitas y fecundas.”


Bitácora de mundos imposibles es un libro lleno de sorpresas, de sueños que simulan realidades y de situaciones que nos enfrentan con las diferentes dimensiones a las que llamamos “mundo”.


“La realidad no existe si no hay imaginación para verla”
                                                                               Paul Auster




1 comentario: