domingo, 31 de marzo de 2013

Rabbits: el macabro secreto de Lynch



Los secretos compartidos en muchos casos pueden desencadenar  paranoias, hacer un infierno de aquellos que son parte del oculto hecho. El afamado y polémico director cinematográfico David Lynch en el año 2002 realizó uno de los films más perturbadores en la historia del cine, me refiero a Rabbits protagonizada por: Scott Coffey , Rebekah del Rio, Naomi Watts y Laura Harring.

Este film desarrollado en siete capítulos es una obra sobre las culpas. A lo largo de los 50 minutos que dura el film el espectador se encuentra con un solo ambiente, ocupado  por tres personas embutidas en trajes de conejos. El fondo musical es lo más cercano al ruido del miedo. En la sala de estar de una casa bajo el manto espeso del ruido de fondo los conejos comienzan un dialogo que, a primera escucha, parece discordante e inconexo. Mientras uno de ellos entra y sale varias veces del ambiente los demás siguen en sus charlas cercanas al delirio alternando con silencios prolongados. En algunos de los actos aparecen los conejos por individual declamando lo que pareciera ser una poesía que revela el encubrimiento de un crimen. Cada uno de los conejos en su turno de declamar señalan hechos con una sabana, un perro e insectos. En ciertos momentos aparece la cara de un demonio sobre sus cabezas hablando en un idioma inteligible. El final es un grito que procede del exterior del único ambiente siempre visible al espectador, mientras apaciblemente los conejos observan la puerta abierta de la sala.

En mi opinión es un crimen cometido del cual todos son culpables, ellos comparten la pena angustiosa de la conciencia, se castigan unos a otros con los recuerdos del atroz acto oculto. Por último, el grito simboliza la perdida de la razón dando espacio al infierno que el demonio acechante reclama.

Interesante el uso de conejos como protagonistas, este simpático animal es considero por muchas culturas símbolo del sexo desmedido, de la locura y de la obsesión por el paso del tiempo.

Yo sigo pensando sobre las cosas que Lynch ha querido decir con el film. De seguro existen muchas otras interpretaciones. Podría ser hasta la más simple, decir nada.
Es un film que funciona. El arte está hecho para hacer pensar sin la necesidad de aclarar.

9 comentarios:

  1. David Lynch, uno de los grandes y, sin duda alguna, mi director favorito. A mí, Rabbits me recordó mucho la obra "A puerta cerrada" de Sartre, por aquello de los tres personajes que coinciden en la antesala del infierno, cada cual con sus particularidades y sus motivos para estar allí.
    Enigmática producción, de la que incorpora fragmentos posteriormente en "Inland Empire", pero esa obra ya es casi que inconsciente puro plasmado en video (también altamente recomendada).
    Lo que más me gusta de Lynch es que no te entrega sus películas predigeridas, sino que exige de su audiencia la reflexión, la capacidad de elaborar lo que allí sucede, enriqueciendo, a mi parecer, la experiencia del espectador.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con Elías C.P. la he visto ya unas 4 veces, ayer un grupo de amigos y yo decidimos sacar en la noche el televisor al jardín jaja y allí ver rabbits, excelente experiencia.

    ResponderEliminar
  3. suponiendo que cometieron un crimen y que ese demonio pretende darles castigo o llevarselos al infierno...pienso que esa habitación (y posiblemente la casa entera) es el Limbo, o una especie de "espacio atemporal" en donde estas almas esperan su condena. adios. =3

    ResponderEliminar
  4. Perturbador....dialogos discordantes con significados macabros y silencios combinados con la música de fondo . Pero sin Esa música tal vez no sería lo mismo.
    Un perro, un insecto....

    ResponderEliminar
  5. yo experimente mi propia familia..osea senti que me trataban de decir que la familia es una carcel, una actuacion de rol para que los niños tengan un hogar y estudien, es el sentido de la carcel llamada familia y el teatro llamado casa, no vi ni niños, pero si como se comunican los angeles, esos conejos son pecadores porque no tienen hijos. fue lo que me transmitio esa peli.

    ResponderEliminar
  6. Y a ustedes que les pareció Batman v Superman, genial, no les parece. Que lindos conejitos.

    ResponderEliminar
  7. Y a ustedes que les pareció Batman v Superman, genial, no les parece. Que lindos conejitos.

    ResponderEliminar
  8. Y a ustedes que les pareció Batman v Superman, genial, no les parece. Que lindos conejitos.

    ResponderEliminar