viernes, 29 de marzo de 2013

Elegía para un americano: Siri Hustvedt y su pasado

El hombre es producto del pasado,  consecuencia del infinito que denominamos tiempo. La memoria y los secretos son poderosos ingredientes que componen la esencia humana, sin ellos la existencia pierde sentido haciendo del presente una agobiante travesía bajo la sombra de la duda. Siri Hustvedt ha construido una historia de profundos pensamientos, un thriller psicológico que absorbe al lector desde la primera página.



En Elegía para un americano un psiquiatra de nombre Erik Davidsen debe hurgar en los fantasmas del pasado cuando encuentra entre las pertenencias de su padre fallecido unas cartas que comprometen la imagen del hombre que ahora desconoce. Un crimen ahogado en el silencio con la complicidad del tiempo.

Husvedt desarrolla en Erik un personaje fascinante exponiendo a la luz las dificultades que pueden generar las emociones. Teorías sobre los sueños y los traumas de la niñez acompañan al psiquiatra a lo largo de la búsqueda de respuestas ante el misterio heredado como legado de su difunto padre. A la par debe lidiar con los problemas de sus diferentes pacientes y la prematura viudez de su hermana, situación no menos problemática que la caída de su propio matrimonio terminado en un aparatoso divorcio. Aunque la vida le presenta una nueva oportunidad de amar debe lidiar  y combatir los sentimientos que en él ha sembrado la mujer equivocada que lo llevará a un espiral de tormentos.

De especial interés se me hizo el personaje de Max Blaustein, un escritor de culto que regresa a la vida a través de un lector obseso por su obra. Siri Hustvedt muestra en este personaje Blaustein el peligroso juego del escritor sobre la delgada línea que separa a la ficción de la realidad, donde el creador puede terminar enloqueciendo al  aferrarse a la existencia desbordada de sus personajes fuera del papel, ahogándose sin remedio en una verdad insoportable.  

Un dato interesante para aquellos lectores dispuestos: Las cartas presentes en la historia donde se desarrollan las memorias del padre de Erik, son fragmentos verdaderos de las memorias escritas por el padre de Siri Husvedt el cual antes de morir le dio el permiso para utilizarlas en la novela.



No hay comentarios:

Publicar un comentario