sábado, 31 de enero de 2015

Palabras de presentación sobre "La cultura del milenio" el nuevo libro de Joaquín Ortega



El futuro, un mundo que desconoce el vacío del tiempo, donde el conocimiento es la clave, y la obtención rápida del mismo significan la supervivencia.


La evolución del hombre va a la conquista de la calidad de vida, creando herramientas que permiten ampliar sus capacidades. Un ejemplo es la expansión de la memoria, combatir el olvido. Desde los tiempos de las cavernas el hombre ha creado un sistema de archivo, haciendo un registro de sus vivencias, temores y planes futuros. Conocimientos luego compartidos y reinterpretados para convertirse en guías, en fin, manuales de vida.


Los libros son el gran soporte humanista, guardianes del paso del tiempo, traductores de los sueños. Como todo ente también ha evolucionado de la mano del hombre con la llegada del mundo digital. La falta de espacio físico, la libertad de movimiento para el lector viajero y la entrega en un breve lapso de tiempo del libro adquirido son algunos de los argumentos que llevaron al papel a mutar al formato digital. 


El lector tiene bibliotecas como santuarios, hogar de trofeos que son conocimientos conquistados. Todo lector desea más y más, compra libros que nunca podrá leer, iniciar o siquiera culminar. El formato digital también llegó para alimentar la pesadilla "no alcanzará la vida para leer todo lo que queremos" pero si permitirnos almacenar todos los libros que ansiamos en un objeto que podemos tomar con una sola mano. 


El papel es romántico, seductor a prueba de pilas.


El formato electrónico es elegante, osado pero vulnerable aún al lector.


Soy uno de los que trata de coexistir con su hábito de lectura entre los dos elementos y confieso que el papel sigue siendo mi favorito. Leer un libro en formato digital me puede tomar semanas y hasta meses, en cambio en el papel es cuestión de pocos días. La comunión de la lectura se hace mucho más íntima y personal, basta con ver como el libro va envejeciendo a medida que aporta a indistintas manos sus relatos. Con esto no quiero decir que el digital no funciona, simplemente pertenece al ahora.


Con "La cultura del milenio" Joaquín nos presenta una serie de escritos para comprender el mundo de ayer y de hoy, muchos de ellos inéditos. El ayer en un papel donde los modismos eran otros, el presente es una pantalla led que se impone ante cualquier distancia. 


Joaquín es un lector y creador que sin indiferencia ha comprendido que el futuro no es un sueño, que ya está aquí. Se escribe para que muchos puedan leerte y a veces plagiarte, sin la evolución digital muchos buenos pensadores quedarían sepultados en la sombra.


Como lector aún me cuesta convivir con el libro digital, como bloguero le debo todo lo que soy.


El nuevo milenio está aquí.




(Presentación realizada en @LibrosEstudios La Castellana el 30 de enero 2015)


No hay comentarios:

Publicar un comentario