martes, 30 de noviembre de 2010

Pigtopia

Narración cruda pero hermosa desde el punto de vista de la exposición de sus personajes. Un joven con una deformidad  en su rostro  que lo hace ver como un cerdo, tiene un coeficiente intelectual muy bajo y en consecuencia se ha ido aislando del mundo que lo rodea. Aunque vive con su madre la cual él ama con total entrega, ella lo ve como el producto de todos sus males, causante del abandono de su marido (padre de él) dejándola sola criando a semejante monstruo.
Jack (nombre del muchacho con la deformidad) en los cerdos que cría se refugia para sobrevivir al mundo que lo rechaza, en los cerdos consigue los afectos que son totalmente opuestos a  las crueldades e injusticias que recibe por parte de su madre y demás personas de la comunidad rural donde habita.
Pero no todo es malo, una niña llamada Holly se convertirá en su amiga, intentara comprenderlo y hacerlo entender el motivo del por qué la gente a su alrededor lo trata como lo trata.
Una narración a dos voces, los capítulos intercalan las visiones de Jack y de Holly, cada uno cuenta la historia desde su propia experiencia. Ella, con una madurez que sorprende. Jack, desde su mundo tejiendo los hilos de lo que para él es incomprensible. Pequeños dando una lección de vida.
Novela que a mi persona arrancaron lágrimas, un final inesperado, historia que no creo poder olvidar. Kitty Fitzgerald oriunda de Irlanda es una escritora fantástica y talentosa que nos muestra una sensibilidad como pocos.
Solo puedo decir que siempre quise tener amigos de verdad, amigos para no olvidar y gracias a Kitty Fitzgerald los conseguí. Jack y Holly no solo son personajes hermosos y llenos de humanidad, son mis nuevos amigos para toda la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario