miércoles, 2 de marzo de 2016

El laberinto del progreso

Un libro que desde la economía y la historia, permite darnos una idea de un periodo difícil y cambiante para la sociedad, y sobre todo, para la forma de hacer política en Venezuela. 

En El laberinto del progreso notamos con precisión cómo los venezolanos buscaban progresar económicamente en un país, donde el ahorro, era cosa menos que imposible, y tanto la esclavitud y las formas mercantilistas menos eficientes de generar riqueza se imponían por encima del libre juego de la oferta y la demanda. Asimismo, no solo es el periodo de la guerra de independencia, sino el de los desmanes de la guerra federal los que marcan las transformaciones económicas. 

Una economía de guerra no será nunca lo mismo que una economía en tiempos de paz. La siembra, la producción pecuaria y el comercio sufrirían los embates del desorden, las conflagraciones, el caudillismo, produciendo nuevas trabas a las libertades económicas. El espíritu de esa época está signado por el abuso de poder.  Productos como el café, el tabaco, el cacao, el ganado y el azúcar parecen ser la mejor cara de nuestro comercio exterior, desde el punto de vista competitivo. Pero, en ciertos periodos, los sube y bajas financieros que atacaron a la nación en esos años convulsos rompieron con la ilusión de crecimiento o desarrollo. 

Poner orden en el área pública es una tarea que hasta nuestros días pareciera imposible. La realidad venezolana parece debatirse en una extrema tensión entre liberalismo económico versus una postura de teoría del botín, llevada adelante por los partidos políticos y los caudillos, quienes se hacían de ese tesoro de guerra con total impunidad, confundiendo sus propios bienes con la hacienda pública. 

Sin duda El laberinto del progreso de Yoston Ferrigni es un texto valioso que permite ver cómo el siglo XIX no ha terminado de asimilarse al convulso siglo XXI venezolano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario