domingo, 5 de agosto de 2012

Christopher Nolan, el Caballero de la Noche.


Christopher Nolan realiza una despedida impactante dejando un buen sabor de boca a todos aquellos seguidores del hombre murciélago, desde el primer momento que toma las riendas del Caballero de la Noche con Batman Begins en el año 2005 el director presenta un reinicio de la historia más apegada a los comics, explorando sus dramas y enriqueciendo la humanidad del hombre castigado por el deseo de venganza.

Los villanos a lo largo de las tres películas utilizados por Nolan son totalmente acertados, The Scarecrow, The Joker y Bane. Consistentes a sus orígenes con ciertos detalles transformados para encajar en el mundo oscuro y gótico del enmascarado de la gran pantalla.

La historia es perfecta, el desarrollo de un joven víctima de la violencia que construye una doble vida inspirada en la rabia y la venganza, donde sus acciones lo llevan al camino de la autodestrucción siendo la única salida su propia redención. Los hombres fallan, se caen y se levantan, odian y aman, enloquecen y matan, todo hombre es un héroe siempre y cuando nunca se dé por vencido.

En Batman. The Dark Kanight Rises se aborda con maestría y profundidad los dilemas sociales de nuestros tiempos, la aplicación de leyes por hombres que tienen sus manos manchadas de culpas, la guerra eterna y silenciosa entre las clases dominantes y aquellos que son explotados, los grandes peligros de los revolucionarios delirantes que en la búsqueda de poder utilizan el disfraz de la igualdad sustentada en la anarquía.

Nolan ha realizado un final perfecto inmortalizando la leyenda construida por Bob Kane, siendo a su vez benigno con sus sucesores dejándoles las claves para dar continuidad al Caballero de la Noche. En mi opinión personal la historia reconstruida por Christopher Nolan es insuperable. 

1 comentario: