lunes, 9 de septiembre de 2013

Las aventuras de Bukowski



Son pocos los que han logrado revolucionar el mundo de las letras. Sus normas y convencionalismos encerraron a muchos brillantes en cajas oscuras, aquellas donde habita el monstruo de la apatía que se niega al riesgo. Bukowski rompió con toda regla establecida, haciendo del lenguaje una herramienta coherente y tan visceral como el mundo real que nos rodea.

En “Se busca una mujer” Bukowski desarrolla 27 relatos ambientados en la ciudad de Los Ángeles, un infierno en el paraíso californiano. Su gusto por el alcohol y las apuestas predominan a lo largo de cada historia, las mujeres son la obsesión que lo llevan a sacar a la luz todos los demonios que gustosamente duermen dentro de él.  El humor y la violencia castigan la serenidad del lector. 

Como siempre en muchos de estos disparatados cuentos su álter ego “Chinaski” es protagonista. Uno de los más divertidos es el que tiene como título “Clase”, en el cual Chinaski se enfrenta en un combate de boxeo a Ernest Hemingway.

La inteligencia del hombre puede ser medida por la capacidad de burlarse de sí mismo… Charles Bukowski es un hombre muy inteligente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario