miércoles, 27 de enero de 2016

El cobrador: la violenta narrativa de Fonseca

Las calles conforman la selva de concreto, la ley del más apto predomina, el débil representa el menú del día. Rubem Fonseca es el grito del señor de las bestias, la voz que  traduce en el papel la violencia que nos habita.

Escritor y guionista, en su vena creativa corren las experiencias personales que conforman la ficción de sus novelas y relatos. Abogado, policía y juez Fonseca degustó el amargo sabor de la violencia aderezada con la dulce venganza, la terrible corrupción y los rostros ocultos del mal.

Entre muchos de sus libros se encuentra El cobrador, un conjunto de 10 relatos que bien funcionan para conocer el iracundo mundo de Fonseca.

El cobrador, un perturbado hombre asume su resentimiento y decide saldar las cuentas con la sociedad. Un escritor lleva consigo una grabadora y realiza un monólogo sobre sus particulares conductas sexuales. En el Amazonas un enigmático personaje realiza una cacería humana que lo lleva a una trepidante travesía. La descomposición social a través del libro de constancias de una comisaría. Estos son algunos de los relatos en El cobrador.

Valor agregado de este conjunto de relatos es la aparición de Mandrake por primera vez, personaje que se convertiría en protagonista de dos de sus novelas más notorias: El gran arte y Bufo & Spallanzani.

"La historia se hace de gente muerta y el futuro de gente que va a morir"
                                                                                  Rubem Fonseca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada