domingo, 26 de enero de 2014

Verde que me muero: un viaje sentimental al pasado



Toda vida debe reconocer su pasado para aceptar y comprender su presente pero sin anclarse en la memoria, de lo contrario, la vida se convierte en un desgaste vestido de engaño donde la frustración compite suplantando identidades.


Una carta del pasado es la excusa con la que Jason Maldonado presenta su primera novela Verde que me muero. Antonio, hombre divorciado y periodista debe viajar motivado por la muerte violenta de un amigo de juventud, mientras, a su vez,  debe lidiar con los recuerdos removidos por un amor que se perdió en el tiempo y que regresa en forma de carta a la puerta de su hogar.


De lenguaje fresco la historia representa la cotidianidad del hombre de hoy, embargada por la negación del tiempo y el egoísmo. La amistad es pieza fundamental de la historia que a pesar de mostrar grandes tragedias se viste de humor para hacer de la reflexión un trago más dulce.


En lo personal es una historia que disfruté mucho, Jason ya ha demostrado en su poesía un poderoso manejo de la imagen a través de la palabra. Aquí, en su primera incursión en la narrativa realiza una muy buena impresión de las cosas por venir si decide continuar por el camino ahora iniciado. Lo que no se puede pasar por alto son los detalles de edición con respecto al cuidado del texto, que bien es responsabilidad del editor, a pesar de estos afortunadamente la historia es lo bastante fuerte para mantenerse a flote.


Verde que me muero es una historia agradable, llena de reflexiones, guiños musicales y literarios. Libro que puede inspirar una versión cinematográfica.

1 comentario:

  1. Mi agradecimiento y aprecio por tu lectura y estas palabras. Acertado como siempre en tus apreciaciones. Namasté.

    ResponderEliminar