martes, 22 de enero de 2013

Crucero de verano, el cuento de hadas de Truman Capote

El destino es un jugador astuto que desconoce las reglas y gusta de quebrantar voluntades, a pesar de ello sus resultados favorecen al hombre y enriquecen su camino y en este caso su memoria. Crucero de verano es producto de ese destino tramposo. Capote se dedicó a escribirla durante una década comenzándola en 1943 hasta abandonarla. El manuscrito bajo la sentencia del autor junto a otras pertenencias se destinaba a su olvido y destrucción dejando encargado al portero de su modesto piso en Brooklyn la nefasta y suicida misión , el portero no cumplió con lo convenido y decidió atesorar las pertenencias que luego fueron adquiridas en una subasta por Sotheby's (una de las más grandes compañías de subastas del mundo) los cuales contactaron a Alan Schwartz , único fiduciario del fallecido escritor para autenticar el manuscrito…el resto es historia, en el 2005 Crucero de verano se convierte en una novela.

La historia es un cuento de hadas moderno. El choque de dos mundos forjados por el nacimiento del amor, una chica de alta sociedad se enamora de un inmigrante de bajos recursos y toscos modales. La obra es de una tónica interesante, con un ritmo narrativo agradable aunque no logra disimular las marcas de una historia inacabada, sin embargo es una pieza literaria de lujo para aquellos seguidores del autor de A sangre fría. Capote expone su gusto por el lujo, el brillante pero internamente oscuro mundo de la alta sociedad donde ninguno escapa de los demonios de la inconformidad. El amor a través de la inexperiencia y la salvaje juventud se transforma en una tragedia de la cual el lector también será víctima.

Lectura recomendada para curiosos




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada