miércoles, 19 de diciembre de 2012

New Pompey


La vida es una larga consecuencia de las decisiones tomadas a lo largo de los sueños y pesadillas que nos acompañan desde que nacemos y morimos. Los vínculos familiares son pilares fundamentales para el éxito o la derrota. Complacer a aquellos que bajo el signo de la entrega, el amor e incluso el desamor te han proporcionado la vida es un imposible cuando lo que deseas contradice el “orden natural del mundo”.

New Pompey es una historia frontal que lleva al lector a ser parte de la sombra de la duda y el engaño, de la inconformidad y del dolor.

Cali, protagonista de la historia desconoce la tormenta que caerá sobre él al retornar al hogar que alguna vez defraudó al aceptar su homosexualidad. Los fantasmas del pasado reaparecen en una casa vacía, las memorias se confunden con un presente plagado de violencia y difíciles apuestas. La amistad se viste de traición y el amor para Cali es una caída al vacío de la desesperación.


New Pompey, una montaña rusa de emociones. El lado frágil de lo cotidiano, un homenaje a la melancólica música de la vida donde la alegría también es una forma de tristeza.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Esta gente


La misión de un libro es mantener despierto al lector, haciendo del paso de sus páginas un movimiento necesario quebrando las voluntades adversas y sembrando la adicción. Francisco Suniaga ha logrado el cometido sumando fieles lectores hambrientos de sus escritos, seguidores que al igual que caníbales esperan degustar una nueva entrega. Esta gente aunque es un libro de un cocinero experto deja estragos en la digestión.


La historia es interesante, retomando a su recordado personaje José Alberto Benítez en la la isla de Margarita desarrolla una curiosa aventura donde los elementos históricos y judiciales se cruzan para confrontar al lector ante una realidad que rompe con las fronteras del papel. Un viejo amigo del padre de Benítez pide su apoyo y asesoría legal para realizar una campaña judicial destapando un acto nulo durante los tiempos de la firma del acta de independencia en Venezuela, momento que podría llevar a desligar a la hermosa isla del territorio venezolano y con ello lograr la autonomía que tanto puede ayudar (en su teoría y anhelos) a Margarita en convertirse en un pequeño país independiente. A su vez Benítez debe lidiar con problemas personales que afectan su cotidianidad: Una necesaria operación en la próstata, una linda abogada más joven convertida en su amante y la relación apagada con su esposa. Todos estos argumentos pueden construir una historia de gran envergadura pero todos ellos se salen de las manos del autor dejando las buenas ideas desamparadas. Los diálogos entre los personajes son muy extensos y reiterativos, incluso por momentos parecen monólogos. Son visible las lecturas de Philip Roth que el autor venezolano a realizado al dotar de los mismos dilemas a su protagonista ante la crisis de la edad madura y el refugio de estos en amantes mucho más jóvenes (en mi consideración uno de los puntos fuertes de la novela que se pierde bajo la sombra de las largas explicaciones judiciales entre los personajes). El ritmo de lectura una lenta sinfonía gótica.


Esta gente al igual es una declaración de inconformidad ante un sistema judicial que rompe las reglas establecidas.


Debo pensar que Esta gente es solo un momento, un simple intento de un escritor que puede dar mejores resultados.

martes, 4 de diciembre de 2012

Te doy las gracias

Escribir es la traducción del entorno, reflejos de las vidas que te rodean incluyendo la que posees. Como escritores somos sensibles a sus cambios, desafíos y desagravios. Somos testigos de interés por el todo y la nada.

Caracas, la única ciudad que conozco ha sido la madre y protectora de mis hermosos sueños pero también ha sido causante de mis amargos momentos. A veces sin darme cuenta, ella en lo oscuro dicta mis palabras. Como toda urbe ella es muchas ciudades en una, sus habitantes pintan su propio oleo, algunos coloridos, unos más grises que otros. Cada rostro para cada ciudad-réplica que pensamos habitamos todos.

Caracas es una ciudad furiosa e inclemente para aquellos que no saben apreciarla y mucho menos entenderla. Hablo de un colectivo que por momentos pertenezco, es ahí cuando me refugio en la escritura, en el oficio de la crítica, porque escribir no es más que la inconformidad con la realidad. La imaginación es la reinterpretación de lo posible, haciendo de lo oculto algo tangible. 

En mi pequeño reinado del papel siempre confronto a la ciudad, converso con ella, la amo y la desprecio como la amante de mis deseos, le canto al rostro y le grito al oído, beso sus pies y muerdo sus manos, la arrastro con rabia y la levanto con ternura, me río de su llanto y me entristezco de su absurda alegría, busco su compañía y la empujo cuando se acerca. Ninguna relación es perfecta, creo que de alguna forma debo decirte algo Caracas… gracias.